El arquitecto creó pabellones prefabricados de madera y tela para albergar estaciones de vacunación; iniciarán operaciones a partir de la primera quincena de enero.

0 No me gusta0

Bajo el comisionado especial del país para la emergencia sanitaria del nuevo Coronavirus, Domenico Arcuri, alrededor de mil 500 estructuras serán instalados durante los próximos meses en las plazas de toda Italia, para actuar como sitios de distribución de las 3.4 millones de dosis de la vacuna desarrollada por Pfizer.

Para facilitar el despliegue de manera más rápida y eficiente, Stefano Boeri diseñó la base circular y el marco del pabellón para que fueran prefabricados de madera estructural. En el interior, los espacios se separan a través de un sistema de paredes textiles flexibles, también prefabricadas, y diseñadas para ofrecer transparencia y que, a su vez, absorbe el sonido.

En entrevista con Dezeen, Boeri explicó que será el Politécnico de Milán el que comenzará a trabajar, con el fin de optimizar la prefabricación para que los pabellones puedan colocarse fácil y rápidamente en todo el país. “La razón principal es aumentar la capacidad, acelerar el proceso de vacunación y llegar a toda la población; además, permite difundir un mensaje claro: «Vamos a vacunarnos»”.

Preocupado por la sostenibilidad y el impacto ambiental, Boeri diseñó los pabellones para que puedan desmantelarse fácilmente y reutilizarse en otros lugares. Además, la estructura está destinada a ser energéticamente autosuficiente con un anillo de paneles solares en el techo, diseñado para proporcionar suficiente electricidad y satisfacer las necesidades de toda la unidad.

En las paredes exteriores y el techo de los pabellones se estampará una rosa, “que permitirá que las plazas de Italia vuelvan a florecer visualmente […] Con la imagen de una flor primaveral, queríamos crear una arquitectura que transmitiera un símbolo de serenidad y regeneración”, sostuvo el arquitecto.

El diseño gráfico de flores también actuará como el logotipo de la campaña de vacunación en Italia bajo el lema: “Con una flor, Italia vuelve a la vida”.

Cabe destacar que Italia espera recibir la vacuna los primeros días de enero, considerando que la nación se ha visto superada en cuanto a número de muertes en comparación con cualquier nación europea este 2020.