Noruega ofrece al mundo ejemplos de sostenibilidad en casi todos los ámbitos de la vida; potencia petrolera que apuesta por edificios se construyen bajo estrictas reglas verdes.

2 No me gusta0

Con la creación del Consejo Noruego de Edificios Verdes para impulsar la sostenibilidad en las edificaciones, en 2010 también se estableció una norma obligatoria para la emisión de un certificado de rendimiento energético para cualquier edificio que se construya, venda o alquile en Noruega.

Hotel Mjøstårnet en Brumunddal

En ese sentido, una de las edificaciones más emblemáticas es el edificio Mjøstårnet en Brumunddal, hotel donde tanto la construcción principal como el revestimiento consiste en madera contralaminada que logra una altura de 80 metros, con  unespacio de 8,000 metros cuadrados en el que se invirtieron 450 millones de coronas noruegas, pero que tiene la cualidad de generar la energía que gasta, a través de la energía solar térmica, paneles de células solares y bombas de calor.

La edificación de madera simboliza el llamado cambio verde o ‘green shift’ y es una muestra representativa mundial de que los edificios pueden construirse utilizando materiales y proveedores locales, y madera sostenible.

Innovación española 

Por su parte, el nuevo Museo Munch, junto al muelle de Oslo, que abrirá sus puertas en primavera del 2021, ha sido construido por el estudio español de arquitectura Estudio Herreros.

Tiene 60 metros de altura y está revestido con paneles de aluminio reciclado perforado que proporciona diversos grados de translucidez. Gracias a su altura y a su distintiva sección superior inclinada, la torre ya se ha convertido en un icono arquitectónico de Oslo y es un punto de referencia muy visible desde toda la ciudad.

Proyecto Under y el coral

El estudio Snøhetta inauguró el 20 de marzo de 2019, el proyecto Under, que es un restaurante a 5 metros y medio bajo el mar, en la población pesquera de Båly, al sur de la costa noruega.

Fue diseñado teniendo en cuenta la geografía y sus vecinos acuáticos. Con el tiempo, la estructura externa se convertirá en parte del mar, ya que la rugosidad de su concha de hormigón especial funcionará como un arrecife artificial, compatible con las lapas y algas.

El centro incluye piscinas, spa, gimnasio, cafetería, tiendas y cocina para proporcionar un bienestar común y disfrutar de una estancia agradable rodeado de naturaleza, destaca una nota de https://www.interempresas.net/