Pretenden que la renovación traiga consigo “un jardín extraordinario”, para ese espacio emblemático en Francia.

1 No me gusta0

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, reveló los planes para convertir la icónica avenida de los Capos Elíseos en un lugar más verde y amigable para con los peatones. En entrevista con el periódico semanal Le Journal du Dimanche, informó que la transformación estará lista para 2030 y seguirá la propuesta elaborada por el estudio francés PCA-Stream.

La renovación incluirá el cierre de cuatro carriles de la autopista de la avenida, así como la introducción de focos de vegetación, con el objetivo de mejorar la calidad del aire y convertir el espacio en un lugar público más sostenible y deseable.

Los Campos Elíseos son la avenida más famosa de París, conectado el Arco de Triunfo con la Place de la Concorde. El sitio fue planeado en 1667 por André Le Nôtre como una de la extensión de los jardines del Palacio de las Tullerías; hoy en día, es una de las calles comerciales más transitadas y famosas del mundo.

Según cifras dadas a conocer por PCA-Stream, un promedio de 3 mil automóviles lo recorren cada hora, generando niveles de dióxido de nitrógeno que son el doble del límite establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS). En seguimiento, diversas campañas se han levantado exigiendo su rediseño.

El comité Champs-Elysées va a la cabeza, quien colaboró en conjunto con PCA para generar la propuesta. Ésta incluye, además de la restricción del tráfico, la introducción de carreteras de bajo ruido, hileras de árboles, quioscos de comida y espacios públicos verdes para su uso como espacios de relajación y de reuniones.

Cabe destacar que, si bien se prevé que la mayor parte de esta renovación se complete en 2030, parte del rediseño de la Place de la Concorde se completará antes, para los Juegos Olímpicos de 2024. Para que esto sea posible, el proyecto está siendo supervisado por los arquitectos Populous y los ingenieros Egis.

Vale la pena mencionar que otros sitios históricos de París están siendo rediseñados, en un intento por mejorar la calidad del aire y abordar el cambio climático. Entre los edificios con mejoras están los accesos a la Torre Eiffel, el Ayuntamiento de París y la Estación de París-Lyon.