La fachada es una representación metafórica de la complejidad de la estructura neurológica del cerebro, dibujada por Santiago Ramón y Cajal a principios del siglo XX.

2 No me gusta0

Foster + Partners terminó la construcción del Centro de Ciencias del Cerebro Edmond y Lily Safra, una nueva instalación de investigación situada en el corazón de la Universidad Hebrea de Jerusalén.

La singular fachada es una representación metafórica de la complejidad de la estructura neurológica del cerebro, dibujada por el neurocientífico español Santiago Ramón y Cajal a principios del siglo XX.

Una vez que se abra el nuevo enlace de tranvía al centro de la ciudad, el edificio, encargado en el 2010, actuará como puerta de entrada a la universidad. El centro es pionero en la exploración científica del cerebro.

El proyecto planteado por Foster + Partners presenta en los niveles superiores un conjunto de salas y laboratorios dispuestos en dos bloques paralelos a un patio central abierto.

El patio se abre al paisaje e introduce un eje de naranjos con una fuente lineal y un arroyo artificial; forma un espacio silencioso y reflectante y un microclima fresco.

Siempre que fue posible, se utilizaron materiales locales, como la piedra de Jerusalén, y el edificio está orientado de este a oeste para reducir la ganancia solar.

Las marquesinas de ETFE translúcidas hacia el oeste y el este proporcionan un enfriamiento pasivo adicional del edificio, que forman marcadores distintivos para las entradas principales.

Entre los objetivos clave de este centro es atraer a científicos excepcionales y fomentar el interés en las actividades de investigación del centro dentro de la comunidad en general.

En la planta baja hay instalaciones para la enseñanza, un auditorio de 200 asientos, una biblioteca, una cafetería y una galería de acceso público para la exposición de arte relacionado con el cerebro.

Spencer de Gray, jefe de diseño de Foster + Partners, indicó que este proyecto es uno de los más innovadores de su tipo en una universidad israelí

“Con varios complejos de laboratorios que son muy flexibles para anticipar y adaptarse a los cambios futuros, dispuestos alrededor de un patio central abierto que es el corazón del esquema”.