El arquitecto británico seguirá como presidente ejecutivo de la firma y los socios continuarán en sus funciones actuales.

2 No me gusta0

Foster & Partners cerró la venta de una participación relevante de la firma con el fondo canadiense Hennick & Compañy, con lo que este se convierte en el mayor accionista del estudio, seguido de Norman Foster y su familia.

El arquitecto británico seguirá como presidente ejecutivo de la firma, que cuenta con una plantilla de más de 1,500 empleados, mientras que todos los socios continuarán en sus funciones actuales.

Con esta transacción, completa una alianza estratégica que forma parte de una nueva etapa, que vio sus inicios de internacionalización en el 2007, y ahora fomentará el crecimiento futuro e innovación del estudio.

De acuerdo con diversos medios, la transacción del despacho con sede principal en Inglaterra, contó con el asesoramiento de la firma española Alantra.

Hennick & Co está respaldado por la familia del mismo nombre, que fundó la consultora inmobiliaria Colliers International y la compañía FirstService Corporation.

Además, cuenta con dos divisiones dentro de su firma de inversión, las de capital riesgo puro y las de inmobiliario.

Foster & Partners registró una facturación de 321 millones de euros en el ejercicio pasado, un 5% más que la cantidad obtenida en el 2019.

La mayor parte de los ingresos de la compañía proceden de Oriente Medio (31%), Norteamérica (27%) y Asia (22%).

Entre sus diseños icónicos están el Metro de Bilbao en España o el estadio de Wembley en Londres, y cuenta con presencia en ciudades de Europa, Asia, América y Oceanía.

Actualmente, está inmerso en nuevos desarrollos como las nuevas oficinas del banco de inversión JP Morgan en Nueva York, o el proyecto ‘One Beverly Hills’ en Los Ángeles, para dotar de zonas verdes a esta ciudad.