La nueva Apple Store es descrita como “una sala dinámica de ilusiones” por el juego de sombras y reflejos amplificados por un techo de espejo.

1 No me gusta0

Foster + Partners fue la firma de arquitectura a cargo, reemplazando una estructura existente, ubicada en The Groove, uno de los centros comerciales más importantes de la ciudad de Los Ángeles, en California, Estados Unidos.

Esta nueva sede se distingue por ser un edificio de triple altura, pero de un solo nivel, ubicado en una plaza al aire libre. Se diseñó una gran fachada de vidrio para mejorar el sentido de comunidad tanto dentro como fuera de la tienda. Además, incluyeron dos puertas corredizas de 3 x 10 metros que permitirán una ventilación natural durante gran parte del año.

El techo, además de tragaluces que inundan el lugar de luz natural, tiene un efecto espejo que refleja las mesas de madera configuradas para consultas de productos, a menudo consideradas un elemento básico de las tiendas de Apple. También se proyectan dos filas paralelas de ocho árboles de ficus.

Según Foster + Partners, “los árboles se abren paso a través del edificio estableciendo vínculos biofílicos y creando una atmósfera exuberante y acogedora”.