PIB de México creció 4.3% anual de enero a junio respecto a igual periodo que un año previo, según cifras del INEGI.

93 No me gusta17

El crecimiento de la economía mexicana en la primera mitad del 2012 estuvo impulsado por un crecimiento homogéneo entre los sectores vinculados al mercado doméstico y el sector exportador. El Producto Interno Bruto (PIB) de México creció 4.3% anual de enero a junio respecto a igual periodo que un año previo, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). A diferencia del crecimiento que observó el país durante 2010 y la primera mitad del 2011, cuando el sector exportador (manufacturas) era el principal motor de crecimiento, ahora ese lugar lo han tomado los sectores vinculados al mercado doméstico, como la industria de la construcción, el comercio y los servicios en su conjunto. De enero a junio del año en curso el sector servicios reportó un ritmo de crecimiento anual de 4.6%, en tanto el sector industrial avanzó a tasa anual de 4.0%. Considerando que a principios del año había un gran temor de que se desacelerara mucho la actividad exportadora, por la pérdida de fuerza de la economía estadounidense, el desempeño del sector industrial en su conjunto y las manufacturas en particular, resultaron mejor a lo esperado en la primera mitad del año. Por su parte, los sectores vinculados a la demanda interna han respondido positivamente a la generación de empleo, el buen comportamiento de la masa salarial y el crecimiento del crédito al consumo. Para la segunda mitad del año, analistas del sector privado pronostican un crecimiento económico a un ritmo más moderado al observado en la primera mitad del año, principalmente por el debilitamiento que ha mostrado la economía de Estados Unidos. Notas Relacionadas:
Construcción se expande 5% de enero a junio