La industria de la construcción profundizó en octubre su proceso recesivo, al experimentar una contracción anual en su índice de producción.

0 No me gusta0

En octubre se presentó el noveno mes consecutivo en que la construcción reporta una tasa de crecimiento negativa en forma consecutiva. Asimismo, fue la segunda caída más fuerte para un solo mes en lo que va del año, solamente el -9.8% anual de mayo fue peor que el reporte de dicho mes.

Con este ajuste, en los diez primeros meses de 2019 esta actividad productiva acumuló un retroceso a ritmo del -5.2% en comparación con el mismo periodo del año previo. Este desplome representa la mayor caída registrada por la industria de la construcción para un período similar desde 2009.

En el décimos mes, destacó la fuerte caída de la edificación a un ritmo anual de -9.2%, lo que va acorde con la contracción de la inversión en la construcción residencial del mismo periodo y que depende fundamentalmente del sector privado.

Por su parte, las obras de ingeniería civil se contrajeron -4.7% anual en octubre, para acumular en el año una caída de -5.2 por ciento. Las cifras reportadas hasta ahora no muestran señales de que ya se está tocando fondo en este proceso recesivo del sector construcción.