El peso inicia la sesión cotizando 21.27 pesos por dólar, con el tipo de cambio entre 21.20 y un máximo de 21.34 pesos por dólar.

1 No me gusta0

Se observa que las divisas más apreciadas son principalmente de economías emergentes o países productores de materias primas, como el rand sudafricano con 0.77%, la corona sueca con 0.56%, el dólar australiano con 0.54%, la corona noruega con 0.52% y el dólar canadiense con 0.38%.

Asimismo, en los mercados financieros globales se observa un mayor apetito por riesgo, por dos factores:

1.- Se percibe que la nueva variante del coronavirus, Ómicron, no es de mayor riesgo que variantes previas. De acuerdo con información de Sudáfrica, donde se detectó inicialmente, los pacientes que han estado hospitalizados en su mayoría no han requerido oxígeno y necesitan un menor grado de intervención médica en comparación con pacientes de la variante Delta.

Asimismo, Anthony Fauci, médico al frente de la administración de Biden, ha dicho el fin de semana que hay señales alentadoras sobre la nueva variante de la pandemia y que se está reevaluando retirar restricciones de viaje a ocho países al sur de África.

2.- El Banco Popular de China recortó la tasa de requerimiento de reservas para los bancos en 0.5 puntos porcentuales a 11.5%, con lo cual aumenta la liquidez del sistema financiero en aproximadamente 188 mil millones de dólares.

Lo anterior ocurre luego de que en el año se ha observado un deterioro de la actividad económica en el país, principalmente en el sector de construcción.

Ambas noticias han propiciado ganancias durante la sesión europea y se espera que esta tendencia continúe durante la sesión americana. Las principales mezclas de petróleo inician la semana con ganancias. El WTI muestra un aumento de 3.11% y cotiza alrededor de 68.32 dólares por barril.

Por su parte, en el mercado de capitales el FTSE 100 de Londres avanza 1.02% y el DAX de Alemania avanza 0.60%, con la mayoría de los índices en Europa registrando ganancias.

En cuanto a indicadores económicos, el Registro Administrativo de la Industria Automotriz de Vehículos Ligeros de noviembre mostró que la producción del mes se ubicó en 248,960 unidades, mostrando una contracción anual de 20.25%, el mayor retroceso anual para un mes de noviembre desde que se tiene registro (2006). Asimismo, la producción automotriz se ubica 17.09% por debajo del nivel pre pandemia (noviembre 2019).

En noviembre se presentaron afectaciones en la producción en las plantas automotrices de: Volkswagen y Audi en Puebla y Ford en Sonora. Para el mes de diciembre únicamente se han confirmado afectaciones en Audi Puebla, donde se detendrá la producción de uno de sus modelos durante tres semanas del mes. No obstante, es probable que durante el mes se den a conocer las plantas automotrices que mantendrán detenida alguna línea de producción.

Finalmente, las exportaciones automotrices se ubicaron en 240,341 unidades mostrando una contracción anual de 16.40%, la mayor para un noviembre desde que se tiene registro (2006). Con respecto a su nivel pre pandemia (noviembre 2019), las exportaciones muestran un rezago de 12.55%.

Por otro lado, INEGI publicó los resultados de la Encuesta Nacional de Confianza del Consumidor (ENCO) correspondiente a noviembre, los cuales muestran que en el mes la confianza de los consumidores aumentó 1.71 puntos, pasando de 44.13 a 45.84 puntos, en cifras desestacionalizadas.

El mejor desempeño en lo que va del año se observa en el componente de la situación económica del país actual comparada con la de hace 12 meses, pues debido a que hace 12 meses la economía aún estaba muy afectada por la pandemia, los consumidores perciben un entorno mucho mejor hoy en día.

Respecto a los niveles pre pandemia, el de mayor avance es el componente de la situación económica del país dentro de 12 meses, pues desde el impacto de la pandemia los consumidores han sido optimistas de que la economía se recuperará.

No obstante, la aparición de la nueva variante Ómicron podría mermar la confianza de los consumidores en la recuperación, por lo que es probable que se observe un ligero deterioro en el mes de diciembre y en los primeros meses del próximo año, según se vaya obteniendo más información.