La economía mexicana inicia el segundo semestre con una expectativa de crecimiento de 2.29% para todo el año 2018, así como con una perspectiva de inflación de 4.06% para todo el año y un repunte en el tipo de cambio a 19.62 pesos por dólar también para cierre de año, de acuerdo con la encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado que elabora mensualmente el Banco de México.

De acuerdo con el consenso de analistas del sector privado, el desempeño económico muestra un mínimo avance respecto al mes previo, cuando se consideró un crecimiento de 2.26%. Como la encuesta se realizó previo a la celebración de la elección, los encuestados consideran aún que entre los factores que pueden obstaculizar el crecimiento económico en los próximos seis meses predominan los de gobernanza.

“A nivel general, los principales factores se asocian con la gobernanza (48%) y las condiciones externas (25%). A nivel particular, los principales factores son, en orden de importancia: la incertidumbre política interna (19% de las respuestas); la política sobre comercio exterior (17% de las respuestas); los problemas de inseguridad pública (14% de las respuestas); la falta de estado de derecho (8% de las respuestas); la impunidad (5% de las respuestas); y la incertidumbre cambiaria (5% de las respuestas)”.

Por lo que respecta a la inflación, la expectativa del consenso repuntó de 3.92 a 4.06%.

En materia cambiaria los analistas prevén mayor volatilidad, al incrementar de 19.02 a 19.62 su perspectiva para la paridad peso dólar al cierre del año en curso.