Por quinto mes consecutivo los precios de las materias primas de la construcción mantuvieron una tendencia a la baja en su ritmo de crecimiento. 

Por quinto mes consecutivo los precios de las materias primas de la construcción mantuvieron una tendencia a la baja en su ritmo de crecimiento. 

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), los precios productor de la construcción crecieron en mayo a una tasa anual de 4.09%, disminuyendo considerablemente respecto al 10.28% de diciembre pasado y manteniendo una fuerte desaceleración en su ritmo de crecimiento. De enero a mayo los precios de los insumos del sector han mantenido una fuerte desaceleración en sur ritmo de crecimiento, al pasar de un máximo de 10.28% en diciembre, a 8.56% en enero, 7.47% en febrero, 6.38% en marzo, 4.95% en abril y 4.09% en mayo.

Esta mejor dinámica es una buena noticia para el sector y que se debe conjuntar con la eliminación a los aranceles al acero y aluminio por parte de los Estados Unidos, para que los precios de las materias primas del sector se mantengan en mejores niveles. El Centro de Estudios Económicos del Sector Construcción (CEESCO), estimó que “con esta medida, el nivel general de precios para la construcción se incremente entre el 3 al 5% en 2019”. Sin embargo, analistas del sector construcción consideran que la dinámica de precios del sector también obedece a “una baja actividad de las empresas constructoras propiciando una menor demanda y una menor presión sobre los precios de los insumos de la construcción”.