La zona que ocupan ambas dependencias en el aeropuerto capitalino es de 19 hectáreas; 15.5 corresponden a la Secretaría de la Defensa Nacional.

195 No me gusta33

La zona que ocupan ambas dependencias en el aeropuerto capitalino es de 19 hectáreas; 15.5 corresponden a la Secretaría de la Defensa Nacional.

La reubicación de las instalaciones de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Secretaría de Marina (Semar), en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), en el mismo terreno en el que se construirá una nueva terminal, implicaría una inversión de 3 mil 274.2 millones de pesos (mdp). De esta manera, las obras –que se espera concluyan en 2021– del sistema aeroportuario, incluyendo las terminales de Toluca y Santa Lucía, suman un nuevo costo que provendrán de recursos presupuestales.

Con base en información difundida por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), antes de definir la reubicación de las instalaciones, se analizó la opción de trasladarlas a las terminales de Querétaro, Toluca, Cuernavaca o Puebla. En la justificación del proyecto de reubicación, se lee que debido a la cercanía entre la Terminal 2 (T2) con las instalaciones militares, se genera una interacción entre operaciones civiles y cuerpo militar. Detalla que la situación afecta tanto a cuerpos de la Semar y Sedena, como a las aerolíneas comerciales.

Hoy en día, la zona que ocupan ambas dependencias en el aeropuerto capitalino es de 19 hectáreas –de las cuales, 15.5 corresponden a la Sedena–; se prevé que próximamente sumen 25 hectáreas entre las dos, con la debida proporción. En el caso de la Sedena se contempla la instalación de la Estación Aérea Militar No. 1 y áreas de servicio, hangares el sexto grupo aéreo, infraestructura de alojamiento; reubicación de drenaje, instalación de red de energía eléctrica, red hidráulica, sanitaria, entre otras cosas.

Respecto a la Semar, se menciona la construcción del área de aeronáutica, así como instalación de áreas administrativas y de servicios. Para ambas dependencias, la inversión incluye equipamiento de alarma, comunicaciones de radio y satelital, equipo de cómputo, herramientas y mobiliario.