Por otra parte, Fonatur dijo que los amparos contra el proyecto en Yucatán afectarían la recuperación económica de la entidad.

1 No me gusta0

Con los recursos ahorrados por la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), se podría financiar la construcción del Tren Maya, mencionó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Le voy a decir algo a los conservadores: ¿Ya ven que hay en la red un diablito?.. Me acordé del diablito con los ahorros, con la polémica. Con los ahorros del aeropuerto casi vamos a financiar el Tren Maya”.

Lo anterior, ante la polémica por la rectificación del informe de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) sobre el sobreprecio en la edificación del aeropuerto en Texcoco.

En conferencia matutina desde Palacio Nacional, el ejecutivo reiteró su propuesta de que la Cámara de Diputados realice una investigación sobre el informe de la ASF, para aclarar la situación.

Afectación en Yucatán por suspensiones

Por otra parte, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) dijo que los amparos contra el Tren Maya en Mérida, Chocholá e Izamal, Yucatán, afectarían la recuperación económica de la entidad.

Esto, luego de que el Juzgado Tercero de Distrito en el Estado de Yucatán concedió una suspensión que afecta la construcción de ‘obra nueva’ del tren en estos municipios.

Sin embargo, la obra continuará generando empleos y recuperación económica donde esté permitido, mencionó el organismo en un comunicado. 

“Los juicios al Tren Maya ponen en juego la recuperación económica de Yucatán. Se calcula que el proyecto ha generado 36,859 empleos solo en el proceso constructivo en la región, lo cual se traduce en prosperidad y oportunidades para los habitantes de la región.

“Sin embargo, se estima que, si los juicios no retrasan la obra, se habrían generado al menos el doble de empleos. La suspensión concedida no tiene efecto sobre la rehabilitación, mantenimiento ni modernización del derecho de vía existente, ni en la ejecución de estudios o tramitación de permisos, por lo que, las obras del Tren Maya continuarán con normalidad”.

Fonatur añadió que hasta ahora, el Juzgado ha desconocido el cumplimiento a la ley ambiental del tren, en especial la obtención de una autorización en materia de impacto ambiental, por lo que estará en espera de que este juicio llegue a instancias más ‘imparciales’ y con mayor conocimiento del tema.