Brian Babin, congresista de EU, argumentó desde julio que dadas las pésimas prácticas de Pemex, podría causar un accidente ambiental en Norteamérica.

0 No me gusta0

Durante una comparecencia ante la Cámara de Diputados, el Director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero, dijo que para cerrar la compra de la refinería de Deer Park, en Texas, por parte de la dependencia energética, todavía falta la autorización de Estados Unidos, sin embargo, espera que se concrete en diciembre.

Sobre el proceso de entrega-recepción, Romero Oropeza espera que no haya “ningún problema” para cerrar la compra de la refinería propiedad de Shell.

“La negociación entre las partes está cerrada; estamos en un proceso de, no quisiera llamarle, de entrega-recepción, porque todavía hay un punto del cual estamos dependiendo del permiso de gobierno de Estados Unidos; él tiene que dar el permiso para que se lleve a cabo la operación", destacó.

Sí pero no

"Pensamos que no va a haber ningún problema, y por eso estamos adelantando todos estos procesos de entrega-recepción, estamos calculando la operación se cierra, o mejor dicho el pago se realiza en los primeros días de diciembre”, indicó.

La refinería, aun en propiedad de Shell, refina 340 mil barriles diarios, entre 130 mil barriles diarios de gasolina, 51 mil de diésel, 20 mil de turbosina, y en otros productos, 62 mil.

El funcionario dijo que la compra se hará con recursos del Gobierno Federal y no de Pemex, aunque reconoció que Deer Park ya era copropiedad entre Shell y Pemex; 50.005 de Shell y 49.995 de Pemex, con un diferencial porcentual que le permitía a la norteamericana operar la refinería y tomar las decisiones.

Agregó que la venta de México a esa refinería se le puede hacer a cualquier otro proveedor, en caso de adquirirla:

“Este refinería nos garantizaba vender 170 mil barriles diarios, con el paso del tiempo el crudo mexicano nos lo demandan en todo el mundo, y si le vendemos hoy a Deer Park o no le vendemos no pasa nada (sic), lo que no le vendo a Deer Park se lo vendo a cualquier otro que me lo está demandando (sic) y ya no tiene ningún beneficio”, agregó.

En EU se niegan

Como se recordará, en julio, Brian Babin, miembro de la Cámara de Representantes estadounidense,  urgió al Comité de Inversiones Foráneas de Estados Unidos (CFIUS, por su sigla en inglés) a iniciar una revisión a profundidad de la posible compra de Pemex a Shell de la mitad de la refinería de Deer Park en Texas, que incluyó una negativa a la transacción. 

En una carta enviada a la secretaria del Tesoro, Janet Yellen y a la secretaría de Energía, Jennifer M. Granholm, el republicano expuso su preocupación a esta operación, con el argumento de que Pemex “no tiene experiencia para operar la planta, lo cual podría generar un accidente industrial de una importante magnitud, además de que provocaría degradación ambiental y daños a la economía”.  

Pide dependencia que le “aguanten”

Ante los diputados, Oropeza reconoció que Pemex pidió a proveedores y contratistas que le “aguantaran” los pagos de 2020 hasta 2021, ya que tuvo una caída en sus ingresos por ventas de 588 mil millones de pesos.

“Hablamos con muchos de los proveedores, prácticamente con todos, y les planteamos: ‘cerramos, agarras tu fierro, te lo llevas, yo cierro la cortina, y nos vemos el próximo año o le seguimos, tú sigues, me aguantas, no te puedo pagar porque no tengo ingresos”, contó el directivo a legisladores.

De acuerdo con datos oficiales, la “Empresa Productiva del Estado” adeuda a proveedores mil 1,355 millones de pesos tan solo por contratos de 2020 y suma un pasivo de 40,444 millones de pesos pesos por obligaciones de pago ya facturadas en 2021 con fecha estimada de pago a octubre de 2021.

Esta cantidad suma 41,080 mil millones de pesos, que equivalen a los presupuestos de las secretarías de Energía (Sener), de Turismo (Sectur) o dos veces lo destinado a la Fiscalía General de la República (FGR).

Con información de El Universal, El Sol de México y El Economista