Una razón es que el suelo se ha encarecido el doble, y el valor de las casas aumentaría hasta un 40% en el 2023.

2 No me gusta0

Pese a los avances que han hecho el Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Fovissste) y el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), para que los trabajadores obtengan su crédito de vivienda sin intermediarios, existen algunos pendientes.

Carlos Martínez Velázquez, director general del Infonavit, mencionó que para los trabajadores, adquirir una vivienda en la Ciudad de México por medio de un crédito tradicional del fondo es prácticamente imposible, una tendencia que continuará, pese a que ya se cuenta con una reforma en el sector.

Esto, según la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), es porque obtener una vivienda en la capital del país (CDMX) es mucho más caro y el suelo, comparado con el resto del país se ha encarecido el doble.

Con datos del 2018, este organismo indicó que el precio de la vivienda se encareció un 48% en los últimos 15 años, incrementando entre 7 y 8% anualmente; y previó que de continuar esta tendencia en los próximos cinco años, hacia el 2023, el valor de las casas en la entidad aumentaría al menos 40 por ciento.

En este sentido, Martínez Velázquez mencionó hace unos días que 11.2 millones de créditos no son suficientes para materializar el derecho de cada mexicano a una vivienda en el país.

Añadió que los créditos no son suficientes en un país donde prácticamente un tercio de las viviendas presentan algún tipo de rezago y dónde muchas veces, “las personas más pobres no tienen acceso a un crédito del Infonavit por la rigidez de nuestros productos y las reglas de otorgamiento”.

Cabe recordar que Infonavit anunció el lanzamiento de nuevos créditos para los trabajadores en el 2021, entre los que destaca un esquema de financiamiento para empleados temporales o intermitentes, como trabajadores agrícolas y policías, para extender la red de seguridad social en el país. 

De acuerdo con el director, el crédito para trabajadores provisionales o intermitentes buscará adaptarse a la realidad que vive este sector, pues por su irregularidad, las reglas del Infonavit no permitían que se les otorgara un crédito. 

“La idea es que podamos darles un financiamiento a estos trabajadores que ya tienen ahorros en su subcuenta de vivienda porque cotizan al Infonavit; pero lo hacen durante ocho meses al año en la época de siembra y cosecha y el resto de los meses”, dijo el director general.

/Con información de EL NORTE y Milenio/