En Madrid y Roma el índice permanece igual que en enero, mientras en Lisboa se registra un descenso de 1.4 por ciento. 

1 No me gusta0

De acuerdo con un estudio realizado en diferentes ciudades del sur Europa, la pandemia derivada del COVID-19 redujo las diferencias entre las viviendas en venta más caras y las más baratas.

El Índice Gini, de Idealista, que mide la dispersión en entornos económicos, apunta que el precio es "más bajo" en la mayoría de los grandes mercados del sur de Europa, como España, Italia y Portugal.

Los incrementos o decrementos del índice no pueden relacionarse con subidas o bajadas de precio, sino en una mayor o menor homogeneidad del mercado de compraventa de viviendas.

Idealista remarca que los precios se han mantenido estables en las capitales, ya que en Madrid y Roma el índice permanece igual que en enero, mientras en Lisboa se registra un descenso de 1.4 puntos porcentuales.

Por ciudades, Milán ha experimentado el mayor descenso (-2.3%), seguido por Bilbao (-1.5%) y Málaga (-1.2%). Le siguen Oporto (-0.7%), Barcelona (-0.6%), Florencia (-0.4%) y Nápoles (-0.3%). 

En Turín, el índice no se movió, mientras que Sevilla y Valencia son las únicas grandes ciudades del sur de Europa en la que la dispersión en los precios ha crecido, con 0.7 y 0.3%, respectivamente.

Madrid destaca por ser el mercado con precios más dispersos, ya que las diferencias entre las viviendas más caras y baratas alcanzan un Índice Gini del 83.3. 

Le sigue Oporto (79.9), Valencia (78.4), Milán (77.8), Turín (77.8), Barcelona (77.4), Málaga (77.2), Florencia (76.9) y Nápoles (76). 

Por el contrario, entre las ciudades con los mercados más uniformes del sur de Europa se encuentran Bilbao (72.4), Roma (73.6) y Lisboa (74.6), publicó EUROPA PRESS.