Inversionistas estudian ciudades y exploran oportunidades para invertir en el mercado inmobiliario corporativo.

4 No me gusta0

La visión 2021 para los desarrolladores del Real Estate de oficinas es de grandes retos, desde construir espacios inteligentes y seguros hasta adaptar lugares para el coworking, que será más cotizado, como un nuevo modelo de negocio.

De acuerdo con el reporte anual sobre este segmento del mercado inmobiliario, elaborado por la plataforma Solili.mx, los espacios que ya existen con la modalidad de coworking han flexibilizado sus planes de permanencia, combinando días de presencia física en las sedes y días de trabajo a distancia, todo ello con el fin de brindar un precio más competitivo para el cliente arrendatario.

Dicho esquema se aplicará tanto para edificios que sean 100% de oficinas como los de departamentos, pues incluir un business center dentro de las amenidades será atractivo para quienes busquen un espacio para vivir y trabajar, además de otras formas que puedan  llegar a surgir por los cambios en estilo de vida que traiga consigo la emergencia sanitaria.

Agregaron los especialistas de Solili que “aún cuando el panorama de oficinas resulta adverso en el corto plazo, los inversionistas apuestan a este segmento (oficinas), estudian las ciudades y explotan sus oportunidades a fin de generar derrama económica. Si a esto se agrega que los propietarios de los terrenos están dispuestos a bajar su expectativa de precios, se puede lograr establecer parámetros adecuados de rentabilidad”.

Indicaron que el mercado de oficinas del país ha tenido un importante empuje una vez que se institucionalizó a partir de la creación de los Fondos de Inversión en Bienes Raíces (Fibras) y otros vehículos de inversión sobre los que subyace el inmueble.

Asimismo, describen que el 2020 fue un año complejo condicionado por el Covid-19, y que para el mercado inmobiliario de oficinas determino un aumento importante en los niveles de vacancia.