Las Fibras Industriales fueron las más fuertes, reflejaron efectos positivos, como en la demanda de espacios, sino en el valor de sus acciones.

2 No me gusta0

De acuerdo con un análisis, a pesar del fuerte impacto que provocó la pandemia en los bienes raíces de México, el sector industrial fue el que desarrolló un mayor número de operaciones inmobiliarias durante el 2020, gracias al crecimiento de hasta un 40% del comercio electrónico.

Si bien el tercer trimestre del 2020 (3T20) enmarcó cifras poco favorables para las absorciones en general, el dinamismo del mercado se hizo presente mediante la aparición de las bodegas de última milla en la parte central de la zona metropolitana, así como la construcción de naves industriales en el resto de los corredores.

Newmark señaló que en la actividad industrial en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México (ZMCM) los grandes jugadores fueron las empresas con giros de almacenamiento y logística, en donde el comercio electrónico fomentó transformaciones de los procesos de cadenas de suministro.

“Las ventas online se incrementaron 40% y dieron lugar al incremento de la demanda de espacios industriales y a la reconfiguración de corredores industriales, lo que impulsó un crecimiento de los CEDIS, en la zona centro de la Ciudad de México, principalmente en Gustavo A. Madero y el Corredor Cuautitlán-Tultitlán-Tepotzotlán (CTT)”.

Esto dio como resultado que el inventario industrial clase A en la ZMCM presentara más de 12 millones de metros cuadrados (m2) en el 4T20, aumentando la construcción, al presentar casi 966 m2, comparado con el 3T20 y una tasa de disponibilidad en la Ciudad de México que se elevó al 5.8% en el 4T20.

“Durante el tercer trimestre del año, la caída de los precios industriales fue evidente, mientras que las desocupaciones se hicieron presentes en casi todos los corredores de la Zona Metropolitana del Valle de México”, señaló la firma en un reporte de cierre de año.

Agregó que a lo largo del 2020 las Fibras Industriales demostraron ser las más fuertes, reflejando efectos positivos que no solo se observan en la demanda de espacios industriales, sino en el valor de sus acciones que, en algunos casos, logaron créditos por 50 millones de dólares para el desarrollo de edificios Build To Suit.

Como un recuento de la actividad más representativa del 2020, la absorción neta anual alcanzó un techo total de casi 300 mil m2. El corredor con mayor actividad de cierres correspondió a Tepotzotlán, con más de 100 mil m2 en transacciones a lo largo del año.

La construcción de naves industriales ha permanecido constante a lo largo del año, con ligera tendencia al alza. Actualmente, los corredores con niveles de construcción mayores atañen a Toluca y al CTT. Los corredores con menor o nulo desarrollo constructivo, a Iztapalapa y Naucalpan, dada la escasez de tierra para desarrollar. 

En el 4T20 los precios ponderados de las naves industriales incrementaron respecto al 3T20, al pasar de 5.48 a 5.85 USD/m². El corredor con los precios mínimos de la ZMVM fue Huehuetoca, al presentar valores de 3.39 USD/m²; el del precio más alto por metro cuadrado es Vallejo-Azcapotzalco, con precio máximo de 10.78 USD/m².