Ello porque aceleran las transacciones tradicionales a través de tecnología propia, que ofrece recomendaciones basadas en análisis datos.

1 No me gusta0

Especialistas en el sector inmobiliario indican que las proptechs reducen el proceso de venta de 12 meses a seis semanas en promedio, ya que aceleran las transacciones tradicionales a través de tecnología propia, que ofrece recomendaciones basadas en análisis datos. 

Asimismo, permiten a desarrolladores y agencias inmobiliarias colocar más rápidamente su inventario, además, muchas empresas dan asesoría y acompañamiento gratuito a los usuarios en el proceso de compra de vivienda, señala La Haus, startup latinoamericana.

En este sentido, la firma dio a conocer que cerró una ronda de inversión serie B por 35 millones de dólares (mdd), para fortalecer la plataforma tecnológica y producto, además de extender la operación hacia otras ciudades en México; en la primera mitad  del 2020 cerró una ronda serie A por 10 mdd.

Añadió que la ronda fue liderada por la firma Greenspring Associates, con la participación de Hometeam Ventures, fondo especializado en inversiones en innovación inmobiliaria; participaron Kaszek Ventures, Acrew Capital, NFX, IMO Ventures e inversionistas ángeles, como Spencer Rascoff, fundador de Zillow. 

“Esta Serie B preemptive es resultado del interés entre los inversionistas por el rápido crecimiento y los resultados positivos que alcanzamos en  Ciudad de México, Medellín y Bogotá. En la CDMX, aumentaos seis veces la participación de mercado y cuadruplicamos la cantidad de casas vendidas a través de la plataforma en línea, con un volumen transaccional anual que supera los 2,800 millones de pesos”.

Rodrigo Sánchez-Ríos, presidente de La Haus, dijo que  el cambio esperado en diez años para la adopción tecnológica sucedió en pocos meses, “vivimos una aceleración irreversible con una disposición sin precedente de compradores y vendedores al uso de herramientas digitales”.

Por su parte, Seyonne Kang, socio en Greenspring Associates, señaló que “vemos una oportunidad increíble en las empresas proptech que están creciendo en América Latina, una región con más de 600 millones de personas y con relativamente bajas, pero siempre crecientes tasas de propiedad de vivienda”.