El precio medio de la vivienda se situó en 1,362 euros por metro cuadrado, para una baja interanual del 5.7 por ciento.

1 No me gusta0

El precio de la vivienda se abarató un 5.7% en España durante noviembre de 2020, las compraventas moderaron su caída un 0.9% y las hipotecas para la compra de una casa repuntaron un 6.7%, en un contexto marcado por la pandemia del  nuevo Coronavirus.

El precio medio de la vivienda se situó en 1,362 euros por metro cuadrado, para una baja del 5.7% interanual debido al descenso registrado en los pisos (-5.4% interanual), ya que las viviendas unifamiliares se encarecieron un 0.2 por ciento.

Los pisos de precio libre se abarataron un 5.5% y, dentro de estos, el precio de los de segunda mano se situó en 1.498 euros (-6.9% interanual) y el de los pisos nuevos, en 2.198 euros (-8.2%). Además, en noviembre se registraron 48,251 compraventas de vivienda, lo que supone una bajada interanual del 0.9 por ciento.

De acuerdo con datos del Consejo General del Notariado, la venta de pisos mostró una reducción interanual del 7.6%, en el caso de aquellos de precio libre fue del 6.8% y estuvo motivada por la caída de las operaciones de segunda mano en un 9.4 por ciento.

Sin embargo, frente a la caída de las compraventas de los pisos de segunda mano, las transacciones de pisos nuevos crecieron un 17.5% respecto a noviembre de 2019. Cabe destacar el incremento del 22% en la compra de viviendas unifamiliares en un contexto marcado por la crisis sanitaria.

Además, los préstamos hipotecarios para la adquisición de una vivienda aumentaron un 6.7% en noviembre hasta los 26,327 euros, mientras que su valor medio experimentó una caída del 2.7% en términos interanuales, hasta los 134,846 euros.

Por su parte, la estadística Tinsa IMIE General y Grandes Mercados detalló que la vivienda frenó en diciembre la tendencia a la baja de los precios observada entre septiembre y noviembre y cerró el 2020 en los mismos niveles registrados en diciembre del 2019.

Rafael Gil, director del servicio de estudios de Tinsa, explicó que “las cifras al final del año muestran cierta estabilización de la tendencia descendente, acercándose en el caso del índice general y de capitales y grandes ciudades a niveles del verano, tras el ajuste adicional del otoño”.

/Con información de Noticias Bancarias/