Cancún, Vallarta, Mazatlán, Cuernavaca y Los Cabos estarían dentro de las zonas beneficiadas por la adopción del Home Office.

4 No me gusta1

Para especialistas, la adopción del Home Office y la escuela en línea por la pandemia impulsaron la demanda de vivienda vacacional en México, lo que anticipa su recuperación este año en zonas como Cancún, Vallarta, Mazatlán, Cuernavaca y Los Cabos.

Esto, luego de que compradores, nacionales y extranjeros, han comenzado a demandar inmuebles vacacionales para descansar de la pandemia. Cabe recordar que la venta de este tipo de viviendas registró una caída de 16% en el 2020.

Según consultora Softec, este año se venderían alrededor de 9 mil 806 unidades en las zonas turísticas ya mencionadas. “En 2019 se vendieron 12 mil 877 viviendas, en el 2020, 10 mil 773 en 2020 y con los inventarios que tenemos disponibles ahora calculamos por lo menos 9 mil 806 para 2021”.

Una publicación de El Financiero refirió que con la reactivación de la economía en el mundo muchos inversionistas voltean a nuevos destinos turísticos para comprar viviendas vacacionales, e incluso arrendarlas a quienes hacen Home Office o los que buscan descanso.

En el 2020 el mercado de vivienda vacacional alcanzó un valor de 54 mil millones de pesos (mdp), un 12.7% menos que en el 2019, a causa de la pandemia. Para este año, según estimaciones de Softec, el mercado alcanzaría un valor de 49.5 mil mdp, un 8.3% menos que en el 2020.

A la modalidad del Home Office se agrega que las restricciones en países como Estados Unidos para Airbnb motivan que muchos inversionistas encuentren en México la oportunidad de invertir en nuevas propiedades de descanso o estancias cortas.

Representantes de la plataforma Homie, indican que la tendencia del año pasado de migración, que favoreció al arrendamiento de viviendas en mercados secundarios, turísticos o fuera de la ciudad, podría revertirse con la reapertura de oficinas y la recuperación de fuentes de empleo, aunque no rápidamente.