La delicada situación de la inmobiliaria se presentó ante un mayor control de las autoridades, que impusieron nuevas normas para evitar la especulación y el endeudamiento excesivo de las firmas.

0 No me gusta0

Hace unas horas, el Banco Central de China informó que el riesgo de afectación al sector financiero por parte del gigante inmobiliario Evergrande, es "controlable".

La afirmación rompió varios días de silencio sobre los problemas de liquidez de la compañía, que está amenazada de quiebra, indicaron medios estatales de China.

Las autoridades locales "llevan adelante una eliminación de riesgos y trabajo de resolución de acuerdo con los principios de la ley y comercialización", indicó uno de los responsables del Banco Popular de China, Zou Lan, en un comunicado enviado a la prensa, según Shanghai Securities News, un medio que difunde solo despachos de la agencia oficial Xinhua.

Según analistas, la deuda de la empresa asciende a más de 300,000 millones de dólares, y lleva algunas semanas al borde del colapso, lo que podría tener repercusiones para la segunda economía más importante del mundo.

Su crisis tiene lugar en momentos en que el sector inmobiliario chino se encuentra sometido a un mayor control de las autoridades, que impusieron nuevas normas para evitar la especulación y el endeudamiento excesivo de estas compañías.

Más problemas

Por otro lado, el regulador de auditorías de Hong Kong dijo hace unas horas, que estaba investigando las cuentas de Evergrande Group desde 2020, así como la auditoría que realizó PwC por las dudas sobre su capacidad para seguir operando con normalidad.

El Consejo de Información Financiera (FRC, por sus siglas en inglés) dijo que la investigación es a partir la primera mitad de 2021, y agregó que a finales de 2020, informó de un efectivo y equivalentes de efectivo de 159,000 millones de yuanes (24,730 millones de dólares), que no cubría su pasivo corriente de 1.5 billones de yuanes, y tenía más préstamos de 167,000 millones de yuanes con vencimiento en 2022.

Según el organismo, las cuentas no hacían ninguna declaración explícita sobre si existía incertidumbre acerca de la capacidad de la empresa para seguir operativa.

PwC expresó una opinión no modificada en su informe de auditoría sobre las cuentas anuales de 2020, pero no hizo referencia a las incertidumbres materiales sobre si Evergrande estaba en una situación preocupante, según la FRC.

Evergrande y PwC no respondieron a las solicitudes de comentarios.

Con información de Eje Central e Infobae