No deja la construcción, pero diversificará su actividad productiva, para participar más en la industria automotriz de vehículos eléctricos.  Su primer modelo, el Hengchi, saldrá de su fábrica de Tianjin a principios de 2022.

0 No me gusta0

Un giro extraordinario está dándose con el gigante inmobiliario Evergrande en China. Hoy, las acciones del gigante inmobiliario abrieron con un avance de 6% en Hong Kong, aunque cerraron con un movimiento de apenas 0.4%, después de que el presidente de la compañía informó que reconvertirán su negocio inmobiliario para centrarse en la fabricación de coches eléctricos, con lo que su filial automotriz subió hasta 17%, pero moderó su alzas a 10% al cierre.

De acuerdo con agencias de noticias internacionales, Hui Ka Yan, presidente de Evergrande, informó que planea reducir las operaciones inmobiliarias para centrarse en los vehículos movidos por energía verde, pero en el camino, tendrá que vérselas con Tesla.

En contexto, el promotor inmobiliario más endeudado del mundo, con 300,000 millones de dólares en pasivos, lucha por hacerse de liquidez.

Su primer coche eléctrico, el Hengchi, saldrá de su fábrica de Tianjin a principios de 2022, según dio a conocer en su sitio web.

Evergrande ha sido criticada por el Banco Central de China por "no gestionar bien su negocio", aunque por otro lado, ha invertido más de 3,700 millones de dólares en empresas relacionadas con los vehículos eléctricos, después de anunciar en 2019 que quería ser el primer fabricante mundial de coches ecológicos.
Continúa construcción

Sin embargo, su reto creció, ya que su filial en este segmento registró 752 millones de dólares en pérdidas en el primer semestre de este año.

En cuanto a su negocio inmobiliario, Evergrande aseguró, en una reunión interna, que no comprará ningún terreno en los próximos 10 años, según el diario Securities Times, por lo que las ventas anuales de bienes inmuebles caerán 200,000 millones de yuanes en 10 años desde los 700,000 millones de yuanes que registró en 2020, habría dicho Hui.

Sin embargo, Evergrande continuará con los 40 proyectos de vivienda en Guangdong que sí “serán entregadas”.

Diversos medios difundieron que "es una señal de que busca aliviar los nervios de los inversores. Los problemas de liquidez todavía están ahí, pero los puede abordar mediante las ventas de sus propiedades de inversión y acciones cotizadas de sus filiales", destacó Lisa Zhou, analista de Bloomberg Intelligence.
Apenas ayer, en su cuenta de Wechat, Evergrande destacó que algunos de los proyectos en los que había reanudado las obras habían entrado en la fase de decoración interior, mientras que se había terminado la construcción de otros edificios.