El mercado inmobiliario mexicano es distinto al de otros países, pero debe estar muy atento para aprovechar las oportunidades y detectar las tendencias para adaptarse.

53 No me gusta1

Durante los últimos 18 meses, el mercado inmobiliario en México enfrentó una crisis en el que se tuvo que reinventar, pero actualmente, el mercado presenta retos para una dinamización que presenta potencial para alentar la actividad económica y explorar nuevos modelos.  

 “Yo creo que México es un gran país. Es un país de oportunidades y siempre lo ha sido. Vamos a cumplir 30 años y seguimos aquí, invirtiendo y generando todos los socios de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI). Creo que hay mucha confianza en los inversionistas nacionales y de todo el sector en general”, señaló Alfonso Salem, director general de Inmuebles Carso.

Durante su participación en el panel “Perspectiva de la inversión inmobiliaria en México”, agregó que en el país hay inversión no solo a corto plazo, sino a mediano y largo plazo. “La pirámide generacional es muy importante y el potencial que tiene el país por su ubicación geográfica también”.

Factores variados

En el marco del Real Estate Show que se realizó en la CDMX, y que organizó la ADI, Salem señaló que actualmente en el sector vivienda se están conjugando varios factores.

Uno de ellos es que “mantenemos los precios de 2019; otro, es que hay un incremento muy importante en los insumos. El acero, técnicamente, desde 2018 tiene aumentos de 70%, el cobre de 69%. El valor de reposición va a ser interesante, hay que ver cuándo se va a equilibrar con el mercado”.

Bajo esas condiciones, dijo que actualmente hay una oportunidad para los compradores de vivienda, en especial, por las bajas tasas de interés que se están presentando.

“Yo creo que ahorita es una etapa de oportunidades para el comprador, viendo las tasas hipotecarias. Estaba viendo la revista Real Estate Market & Lifestyle y leía que en 2010, se traía 12% (de tasa) el área de vivienda y el crédito hipotecario; en 2016, 9.4%; y ahorita en 2021, trae promedio 8.9% a 20 años, y un préstamos entre el 80 y 90%. Entonces, hay factores encontrados muy interesantes en el sector”, dijo.  

En cuanto a las oficinas, señaló, el momento que se vive es un parteaguas con la tecnología. “Gracias a la tecnología pudimos tener el home office en nuestra vida normal. Yo me acuerdo al principio de la pandemia, que todo el mundo iba al súper a comprar papel de baño, era increíble porque caes en una crisis, en una paranoia, pero gracias a la tecnología pudimos tener nuestras juntas y nuestra comunicación. No sé qué hubiera pasado si no hubiéramos tenido la tecnología, creo que la pandemia hubiera sido catastrófica”.

Momento más tranquilo

Sobre el actual momento que vive el sector inmobiliario, dijo, hay más tranquilidad por la vacunación y se observa un panorama muy interesante. Por ejemplo, “algo interesante que leí fue sobre una estadística que hizo Deloitte en Europa, en la que mostraba que el 70% de la gente quería regresar a sus oficinas, pero quería un día de home office”.

Agregó sobre el sector corporativo, que hay una necesidad de socialización que se vive en varias partes del mundo y que se verá reflejado en la ocupación de los inventarios.

“A la gente le urge socializar; le urge estar en otro lugar, cambiar de ambiente, tener paz mental, y ese es un punto importante para nuestro sector. Yo creo que sí va a haber una reconversión y un reacomodo, pero yo creo que va a ser muy positivo”.

Sobre la parte comercial, dijo que el sector está viviendo una situación “muy interesante, porque se empieza a ver a las tiendas vendiendo a la par o quizá arriba del nivel prepandemia de 2019”.

Aunque señaló que en México el e-commerce es muy importante, “el crédito en tiendas departamentales es básico en nuestro país y es lo que nos hace diferente; además un centro comercial se convierte en un centro de encuentro, de recreación, y ahora que empieza a haber más entretenimiento. Es muy interesante”.

Tecnología y más amenities

Alfonso Salem expresó que el cambio en la tecnología ya es un asunto generacional. “No sabemos a dónde va el mundo, ojalá lo supiéramos en tres cuatro años. Lo que sí se ve es que tenemos que tener una mente clara, una reacción rápida para el reacomodo y la reconversión”.

Sobre el sector de la vivienda, consideró que a futuro serán cada vez más relevantes los amenities.  

“En vivienda, a la gente le importan cada vez más los amenities y estar en su casa la mayor parte del tiempo, por lo que hay que buscar y adaptarse a los nuevos proyectos. Leía la otra vez que son igual de importantes los amenities y lo que tengan las viviendas en innovación, que es todo un contexto sobre todo en los usos mixtos, pero es importante vivir cerca de tu trabajo y de los centros comerciales”.

Sobre el mercado comercial puntualizó que no es lo mismo lo que está pasando en Estados Unidos que lo que está pasando en México. “Yo creo que cambian mucho en esparcimiento, en entretenimiento, y en la parte del crédito, lo vuelvo a repetir. Pero la clave de todo es cómo se va dando el mercado y cómo se van dando las nuevas generaciones”.

Retos de venta

Regresando al tema de la vivienda, sobre el aspecto económico dijo que lo primero será desplazar el producto existente.

“Primero, hay que desplazar el inventario que tenemos. Creo que es importante ver lo que tenemos. La vivienda está en un desfase muy interesante, lo que estoy vendiendo ahorita va a ser muy difícil reponerlo al rato, y el que lo compre ahorita puede ganar muy buenas tasas y es un muy buen producto”.

“En la vivienda, hay que ver qué retos vienen. No sé si se va a convertir más en renta, en venta, hay que ir midiendo el mercado. Pero si hay que adelantarnos. Un proyecto tarda en gestarse muchos años, y después en concretarse, ya teniéndolo, 2 años, por lo menos si te va bien”.

Continuarán los usos mixtos

Sobre el mercado comercial, dijo que se tiene que poner atención en los proyectos que vienen y de qué tipo, “pero yo creo que lo que son los usos mixtos van a ser muy importantes. La reconversión y el reacomodo, estamos coincidiendo que será interesante irlo viendo. La parte comercial hay que irla adaptando a conceptos más vivos, para que la gente vaya, que tenga ganas de ir. A mí me impresionan mucho los fenómenos que están pasando”.

Finalmente, señaló que el mercado inmobiliario vive una etapa de medición.

“Si tú vas a un restaurante o a un centro comercial, ya empieza la actividad, pero hay que ir midiendo el mercado, eso es lo más importante. Sí, hay que irlo midiendo, pero también adelantarse un poco a él”.

En el panel participaron Salvador Daniel Kabbaz, presidente de Fibra Danhos; Raúl Martínez-Ostos, director general de Barclays México; Jorge Combe, director DD3 Capital Partners; Raúl Gallegos, managing director de Credit Suisse,  y como moderador Jaime Fasja, de Thor Urbana.