"A la luz del estado actual de liquidez del grupo, no hay garantía de contar con fondos suficientes para continuar desempeñando las obligaciones financieras", advirtió.

1 No me gusta0

La segunda constructora e inmobiliaria más grande de China, Evergrande, registra en la Bolsa de Hong Kong este lunes una caída mayor al 13%, después de reconocer que no tiene garantías de que pueda disponer de los fondos necesarios para hacer frente a sus obligaciones de pago.

"A la luz del estado actual de liquidez del grupo, no hay garantía de que este cuente con fondos suficientes para continuar desempeñando sus obligaciones financieras", reconoció Evergrande en un comunicado.

Desde septiembre, Evergrande ha revisado su estructura de capital y su posición de liquidez con la ayuda de sus asesores financieros y legales, evaluando opciones estratégicas disponibles, y manteniendo un diálogo con sus deudores.

La constructora ha anunciado que busca comprometerse activamente con los acreedores extraterritoriales para "formular un plan de reestructuración viable de la deuda extraterritorial de la compañía para el beneficio de todas las partes interesadas".

Posterior a su anuncio, el gobierno provincial de Guangdong dijo en un comunicado que había convocado al CEO de la constructora y acordó "enviar un grupo de trabajo a Evergrande Real Estate Group para supervisar y promover la gestión del riesgo".

Durante 2021, y posterior a que el gobierno de China emprendiera una campaña de regulación para frenar la especulación y el endeudamiento, diversas empresas entraron en crisis.

Evergrande, hasta el momento, ha conseguido evitar la quiebra.

Con información de 5 Días y Deutche Welle