|  

La Inversión Extranjera Directa (IED) de enero a septiembre de 2021 captó más de 24,831 millones de dólares, lo que representa un alza interanual de 5.7% según cifras preliminares de la Secretaría de Economía (SE).

1 No me gusta0

México, como potencia económica, es una economía diversificada, entre las que podríamos citar el tamaño de mercado de una población relativamente joven, donde la media de edad ronda los 26 años. Este bono demográfico brinda la posibilidad de ahorro e inversión lo que contribuye a detonar el potencial de crecimiento económico del país. 

1.- Ubicación. Su excelente estatus geográfica permite posibilidades de negocio bien sea hacia Estados Unidos, Canadá o hacia Latinoamérica con ventajas superiores a otros países de la región.  

2.- Marco legal de inversiones. El marco legal de los tratados suscritos potencia no solo la cercanía a la demanda, sino que sirve de base para el sostenido esfuerzo hacia la internacionalización, donde compiten de manera sana las principales entidades del país. Aunado a ello, México posee 14 tratados de libre comercio con más de 50 países que representan más del 60% del PIB mundial, lo que permite amplio acceso del país a mercados en los 5 continentes.

“Como ejemplo, vemos una zona norte de alto de grado de desarrollo mostrando sus ventajas de estar en frontera donde se disputan inversiones con la zona del Bajío, la capital y con Guadalajara donde las asociaciones empresariales junto a los gobiernos locales luchan por destacar sus mejores atributos ante los inversionistas”, destaca la firma de análisis inmobiliario Solili.

3.- Conectividad. Otro factor es la infraestructura, donde puertos, aeropuertos, líneas férreas y carreteras permiten conexiones eficientes para garantizar que las mercancías se desplacen hasta su destino final. En este sentido, Kansas City Southern (KCS) destacó las ventajas fiscales que pueden existir para las empresas que consideran establecerse en territorio, destacando la existencia de mano de obra calificada.

4.- Nearshoring. Además, hay otros factores como los costos laborales y la disminución de costos de traslados favorecen la relocalización y el nearshoring en suelo mexicano, dando así mayor rentabilidad a los productos.

5.- Instrumentos de inversión atractivos. Además, el país cuenta con un alto grado de desarrollo de la industria manufacturera y logística que desde el 2011 con la aparición de los primeros Fibras, crearon el fundamento de un tejido legal e institucional que abrió la oportunidad para la llegada de capitales extranjeros.

6.- Infraestructura industrial. Las industrias automotriz, aeroespacial, metalmecánica, de plásticos, electrónica y eléctrica, de mobiliario y dispositivos médicos se ha fortalecido en el país impulsadas principalmente por el desarrollo de clústers empresariales que logran integrar proveedores de una cadena productiva a la vez invierte en capacitación del personal necesario que laborará en las plantas.

7.- Capital extranjero. La inversión extranjera directa ha jugado un papel fundamental, y tan solo de enero a septiembre de 2021 México captó 24 mil 831.7 millones de dólares, lo que representa un alza interanual de 5.7% según cifras preliminares publicadas por la Secretaría de Economía.

Para períodos similares, se trata del tercer monto más alto considerando los registros en línea, desde 1999, superado por los niveles de 2013 donde se registró 28 mil 200 millones de dólares, y de 2019 con 26 mil 100 millones de dólares.

En resumen, México tiene por delante un amplio horizonte de desarrollo en el sector industrial que debe sortear el cumplimiento de compromisos acordados en términos laborales y energéticos para así lograr alcanzar su verdadero potencial de desarrollo, destaca Solili.