Robótica, impresión 3D, uso de drones, inteligencia artificial, trazabilidad digital y realidad aumentada, es lo que traerá la irrupción de la tecnología y la llegada de un nuevo consumidor hiperconectado que revolucionarán el actual modelo de negocio en retail en los próximos diez años.

300 No me gusta23

Debido a ello, habrá una necesidad de personalizar productos, recibirlos inmediatamente, así como crear modelos disruptivos en el comercio, y el uso de robots en la trastienda, lo que empezará a ser habitual en 2026, según el informe Shaping the Future of Retail for Consumer Industries, del World Economic Forum (WEF).

Por lo anterior, se espera que el principal detonador de este nuevo escenario sea un consumidor con mayor poder, mayor acceso a información y que adopte la tecnología como un medio para comprar.

Actualmente, el consumidor elige según precio, oferta y conveniencia, pero en los próximos años se espera que haya más control y experiencia de marca.

El consumidor cada vez es más partícipe en la cadena de valor, no sólo cuando personaliza artículos, sino también a través del crowdfunding, la creación de comunidad a través de redes sociales, llegar a producirlo en casa a través de impresoras 3D, e incluso, en entregas inmediatas a espacios cortos.

Ocho tecnologías disruptivas que generarán nuevos modelos de negocio

La primera de estas nuevas tecnologías es el Internet de las cosas, que podría estar implantada a cinco años, y que da capacidad a los comercios para sintetizar datos y ayudar a tomar decisiones.

La segunda son los vehículos autónomos y drones, cuya operatividad se retrasaría algo más ante la falta de normativas propias.

La tercera es la inteligencia artificial, se utilizará los datos internos, y empezará a ser común en menos de cinco años.

En cuarto lugar, la introducción de la robótica, que se utilizará para acelerar acciones mecánicas.

Quinto, la trazabilidad digital, basada en analítica predictiva.

La impresión digital, la sexta de estas nuevas tecnologías que adoptará el comercio, también tardará en implantarse, ante las dudas que aún existen sobre el acceso a la variedad de la materia prima.

La séptima corresponde a la realidad virtual y aumentada, que también llegarán de inmediato al comercio.

Y finalmente, los nuevos sistemas de bloqueo de seguridad para permitir el máximo de transacciones sin problemas y regular los marcos para las aplicaciones de pago.