México es el onceavo país con más población del planeta y activo miembro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y una de las economías más abiertas del mundo, acorde a lo que requiere la economía mundial, por lo que el desarrollo de la firma MINISO prevé nuevas oportunidades y tendencias para la industria minorista mexicana.

Desde el inicio de la firma en 2013, ha logrado diversos acuerdos de cooperación estratégica con 60 países y ha aperturado más de 2,000 en el mundo, incluyendo Estados Unidos, Rusia, Emiratos Árabes Unidos, Singapur, Australia y Egipto.

La firma apostó por la filosofía de "respeto a los consumidores" y se dedica a brindar a los clientes productos de "alta calidad, precio competitivo y creatividad". Sus productos con excelente diseño, precios asequibles y su cómodo espacio para compra han logrado el reconocimiento de consumidores globales.

Bajo el esquema de la nueva globalización económica, las empresas no serán capaces de desarrollarse bien si no piensan a nivel global, por lo que MINISO abrirá 10,000 tiendas en 100 países hacia el 2019, con ingresos globales de 100,000 millones de renmibis (RMB) que es la moneda de la República Popular China. Este plan está apenas a la vuelta de la esquina, afirmó la empresa en un cable difundido en Japón el día de ayer.

Acorde a ello, en noviembre pasado se realizó la Conferencia de Promoción "Change the World" (Cambia el mundo) en México a que asistieron invitados representantes del Grupo Carso, Grupo Liverpool, Grupo Gicsa y Fibra Uno (FUNO), que es el socio estratégico de MINISO en el país. Durante la misma, el economista Macario Schettino pronunció un discurso sobre la nueva tendencia en comercio minorista de la firma, en la que participaron Miyake Junya, su cofundador global y Vincent, vicepresidente, con lo reforzaron la alianza estratégica que se tiene con el país.