La compañía estadounidenses Amazon inauguró su primer tienda inteligente bajo el concepto Amazon Go, un local sin cajeros ni carros en Seattle, Estados Unidos. El proyecto se desarrolló en un espacio de 167 metros cuadrados (el primer nivel de un edificio de la Amazon), donde la gente podrá comprar diversidad de artículos y comida preparada.

Para comenzar a comprar, los clientes solo deben abrir su app Amazon Go y pasarla por un torniquete en el acceso. Recurriendo al aprendizaje por máquina (machine learning), inteligencia y visión artificial, la tienda puede registrar las acciones de los clientes a medida que retirar artículos de los estantes, creando un listado virtual de compras.

Cuando el cliente finaliza su compra, simplemente salen de la tienda por los torniquetes y la cuenta del usuario en Amazon carga automática el costo de la compra total.

Por ahora, Amazon no ha confirmado si expandirá la marca a otros lugares. Asimismo, tampoco han comentado si existen planes para introducir esta tecnología en Whole Foods, la cadena adquirida en 2017; informó Archdaily.