Amazon se ha convertido el gran reto a vencer para muchas industrias. La primera en padecerlo fue la industria del libro. Desde grandes editoriales y librerías, independientes, de nicho, o ligadas a alguna cadena, todo el mundo presentaba cierto recelo ante la labor extraordinaria que venía realizando la gran marca. Pero en épocas recientes, se han sumado a este temor el sector de los supermercados, la publicidad on line y el segmento retail, entre otros.

63 No me gusta18

Las grandes marcas de retail lo han resentido más. El nicho del retail es uno de los más estudiados actualmente. Las tiendas, y no solamente las de comercio electrónico, han visto que la irrupción de Amazon en su segmento tiene un impacto en lo que desarrollan, cómo lo hacen y sobre todo, en sus cifras de venta y su relación con los consumidores on line.

Una de las maneras más fáciles de observar esto es cómo se han influenciado las campañas de Navidad en los años recientes; en cómo se compra y cómo se vende. Ahí está el ejemplo de la penetración del concepto Black Friday que llegó a Europa junto con la influencia de Amazon en cuanto a la búsqueda de los consumidores y la experiencia con las marcas.

La pregunta obligada es ¿cómo posicionarse frente al gigante? Algunos CEOs de las principales tiendas europeas creen que la respuesta está en una alianza, en una especie de frente para encarar a Amazon, de ahí el principal argumento de la creación de la European Retail Alliance, asociación cuyo objetivo es posicionarse de manera conjunta.

De manera especial, está la alianza entre MediMarkt y Fnac (dueña de la franquicia Darty), dos empresas que, aunque habían sido antagónicas, se han aliado para enfrentar al prestigio creciente de Jeff Bezos. El primer acuerdo conjunto es una cooperación en investigación, marcas de cierto tipo de ropa y recolección de datos, además de crear una experiencia de compra diferente tanto de manera online como offline, por lo que invitan y apelan a sus usuarios a vivir una “plataforma verdaderamente europea”.