El mercado de oficinas de la ciudad de México finalizó el tercer trimestre del año con un moderado incremento en la demanda, derivado de la afectación en edificios clase B por los pasados sismos. Asimismo, apunta a un desequilibrio entre oferta y demanda de magnitud limitada, no a una sobreoferta, afirmó el reporte trimestral de Cushman & Wakafield (C&W).

114 No me gusta23

Afirmó que “el mercado de oficinas tuvo una afectación menor (por el terremoto del 19S), ya que ningún edificio clase A tuvo daños relevantes, y solo unos pocos edificios clase B resultaron tan dañados, como para detonar un moderado incremento en la demanda”.

El reporte trimestral del mercado de oficinas de la CDMX de C&W señaló que “la oferta de espacios de oficinas sigue en expansión, pero la demanda muestra señales de estar en condiciones de seguirle el paso”.

Por ejemplo, al cierre del tercer trimestre del año la demanda neta acumulada de oficinas alcanzó 269,758 metros cuadrados, 30% mayor a la del mismo periodo de 2016, lo que contradice las predicciones pesimistas que inundaron el mercado al inicio del año.

La tasa de disponibilidad general se ubicó en 10.5%, comparada con la de un año atrás que fue de 10.7%. En el mismo periodo, el inventario total de oficinas de la Ciudad de México creció 5.5 por ciento.

Sobre los precios de salida, afirman que se encuentran estables, reflejando solo cambios marginales, mientras los ajustes de precios derivados de variaciones en el tipo de cambio parecen desvanecerse.

El precio promedio en dólares de renta por metros cuadrado al mes, se ubicó en 21.35 dólares considerando todas las clases de edificios y de 25.96 dólares al tomar en cuenta solamente los edificios clase A.