Los anteriores son los temas que se expondrán en el ConnecTechAsia, que tendrá lugar del 18 al 20 de junio en Marina Bay Sands & Suntec, de Singapur.

0 No me gusta0

Los anteriores son los temas que se expondrán en el ConnecTechAsia, que tendrá lugar del 18 al 20 de junio en Marina Bay Sands & Suntec, de Singapur.

Manila, Bangkok, Mandalay, Yangon, Phnom Penh, son parte de los 26 países miembros de la ASEAN, espacio donde los expertos de la región han presentado un enfoque modelo regional para desarrollar el concepto de ciudad inteligente o Smart City; el cual, presenta diferencias. Una visión de ciudad inteligente debe ser relevante, atractiva, accionable y para aprender o "REAL" (por sus siglas en inglés), afirman los oradores clave en la próxima cumbre de ConnecTechAsia que se realizará en Singapur.

[También te puede interesar: Viena, líder en Smart Cities; Asia avanza en estrategias de desarrollo]

El profesor Suhono Harso Supangkat, presidente de Smart Indonesia Initiatives Association, y Tay Kok Chin, presidente de Smart Cities Network, llegaron a un acuerdo final para realizar los temas, talleres y conferencia organizados por la ASEAN Smart Cities Network (ASCN):

1. Una Smart City debe ser pertinente. La mayoría de las ciudades inteligentes de hoy están lideradas por agencias gubernamentales. Esto es importante para la construcción de infraestructura tecnológica, como las redes de sensores. Sin embargo, para que estos proyectos de ciudades inteligentes tengan éxito, también deben ser atractivas para el sector privado.

2. Una Smart City debe ser atractiva. Cuando Indonesia lanzó sus Iniciativas de ciudades inteligentes en 2014, se esperaba que las ciudades establecieran un centro de comando y control y un centro de llamadas. Este ha sido el caso de ciudades como Yakarta, Makassar, Bandung y Semarang en Indonesia. Por ejemplo, el marco de la ciudad inteligente de Garuda ofrece un modelo práctico para la participación pública, privada y de personas en Indonesia que se puede replicar en cualquier parte del mundo. En ese sentido, en Singapur, la aplicación One Service de la oficina de servicio municipal coordina los comentarios del público y los canaliza a nueve agencias gubernamentales diferentes.

[También te puede interesar: Smart Cities evolucionan a Responsive Cities]

3. Una Smart City debe ser procesable. Con demasiada frecuencia, los proveedores de soluciones esperan que los gobiernos asignen presupuestos para proyectos de ciudades inteligentes. Sin embargo, la mayoría de las veces, muchos de estos proyectos no se implementan debido a la falta de recursos, ya sea en términos de finanzas, personas o habilidades. Todos estos factores deben considerarse, y un enfoque viable es embarcarse en proyectos financiables, como lo recomienda la Red de ciudades inteligentes de la ASEAN. Por ejemplo, la iluminación de calles inteligente sería un excelente proyecto de ciudad inteligente que se puede poner en práctica, sin embargo, el modelo requiere una inversión financiera inicial mínima, y la inversión en infraestructura puede ser realizada por partes externas, a cambio de ahorros de energía garantizados y compensaciones posteriores a las partes externas involucradas.

4. Una Smart City debe generar aprendizaje. Para que los proyectos de ciudades inteligentes sean sostenibles, ASCN cree que el plan de estudios existente de las instituciones académicas de hoy debería estar estrechamente integrado con el contenido que sea relevante para el desarrollo de las ciudades inteligentes. Esto ayudará a preparar a la próxima generación para las ciudades inteligentes del futuro. Ante ello, el Singapore Challenge 2019 es un ejemplo de un modelo integrado de la industria académica para el sector de Alimentos y Bebidas, por ejemplo.

[También te puede interesar: Jefes de resiliencia, puesto clave en evolución de Smart Cities]