Tras una investigación, la CFC concluyó que Cemex; Holcim-Apasco; Cementos Moctezuma y Cruz Azul, han operado presuntamente como oligopolio desde 1982
184 No me gusta2
Por Real Estate Market/Especial CIUDAD DE MÉXICO.- Tres de las cuatro cementeras señaladas de operar como oligopolio desde 1982, por la Comisión Federal de Competencia Económica rechazaron las imputaciones. En una nota que aparece en Reforma.com, Antonio Taracena, director de Cementos Moctezuma, dijo que su empresa ha crecido 15 veces desde 1997, lo que refleja que el mercado del cemento no está cerrado a nuevos competidores. "Yo no puedo vender más porque no tengo más capacidad instalada, pero vendemos a todos los clientes y en todos los territorios, donde están todos. No es verdad que haya colusión, el mercado está abierto", afirmó en entrevista a José Eseverri y Karla Ramírez. Ayer, REFORMA publicó que tras una investigación, la CFC concluyó que Cemex; Holcim-Apasco; Cementos Moctezuma y Cruz Azul, han operado presuntamente como oligopolio desde 1982, al haber probablemente manipulado los precios de venta del cemento en el País. Taracena afirmó que las cotizaciones del cemento y concreto no ha aumentado en la misma proporción como otros materiales de construcción, debido a que existe competencia. Holcim-Apasco, por su parte, declinó comentar al respecto pues está analizando el expediente para entregar su respuesta a la CFC; fue notificada mediante oficio el 26 de marzo y dijo que podrá responder en un plazo de 30 días hábiles. "Estamos en un proceso legal en el que la empresa se defenderá de señalamientos que son presuntos, más no probados", advirtió su vocero, Gustavo Gastelum. "Holcim ha colaborado con las autoridades desde el inicio de la investigación en 2006, proporcionando toda la información que le ha sido requerida", agregó. En los mismos términos se pronunció Cemex. "Consideramos que el oficio (de notificación) se encuentra fuera de lugar en modo, tiempo y forma", señalo en un comunicado. "Tenemos la plena confianza que hemos actuado conforme a derecho y siempre con el propósito de servir a nuestros clientes; tal y como ya lo hemos demostrado en el pasado", añadió. Hasta el cierre de esta edición, no se tuvo respuesta de Cruz Azul. Los constructores callaron. El gremio optó por no emitir un comentario al diagnóstico de la CFC. REFORMA solicitó la opinión de firmas como Gutsa, Marhnos, Homex, Viveica y de la propia Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), que aglutina a más de 8 mil empresas. La CMIC respondió que era un tema muy complicado, por lo que están considerando si deberían de emitir una declaración o no. Directivos de Grupo Mexicano de Desarrollo comentaron que en el caso del cemento, las constructoras en general tienen muy poco margen de negociación.