El gobierno de Estados Unidos anunció la asignación de dos mil millones de dólares para impulsar el desarrollo de vecindarios que han sufrido el impacto de los embargos hipotecarios
Por Notimex WASHINGTON.- El gobierno de Estados Unidos anunció la asignación de dos mil millones de dólares para impulsar el desarrollo de vecindarios que han sufrido el impacto de los embargos hipotecarios. Las casas embargadas, que a menudo resultan en propiedades ruinosas y devaluadas, tienen un efecto debilitante en los vecindarios, afirmó el secretario estadunidense de Vivienda, Shaun Donovan. Los fondos adicionales "ayudarán a darles estabilidad a las comunidades más afectadas al convertir casas embargadas en oportunidades de vivienda de bajo precio", enfatizó. Esos recursos provienen del Programa de Estabilización de Vecindarios (NSP) del Departamento de Vivienda, que fue creado para generar empleo y promover el desarrollo de economías locales afectadas por la crisis. Las subvenciones federales del Departamento de Vivienda también se pueden usar para crear "bancos de terrenos" para construir casas y administrar temporalmente propiedades embargadas. El director de la Oficina de Asuntos Urbanos de la Casa Blanca, Adolfo Carrión, indicó en una teleconferencia que los fondos buscan que los gobiernos locales remodelen propiedades, mantengan su valor en el mercado y ayuden a las familias a acceder a viviendas de bajo costo. Indicó, por otro lado, que el presidente estadunidense Barack Obama envió recientemente un mensaje a los bancos que recibieron fondos federales del programa de rescate financiero para que faciliten préstamos a los consumidores. El Departamento de Vivienda otorgó en 2009 casi cuatro mil millones de dólares en fondos del programa NSP a más de 300 beneficiarios en todo el país para ayudar a los gobiernos estatales y locales a responder a la crisis de vivienda y la devaluación de propiedades. Los fondos del NSP, financiados con la Ley para la Recuperación y Reinversión en Estados Unidos de 2009 para Estimular la Economía, se otorga por medio de licitación a los solicitantes que tuvieron las ideas más innovadoras para reconstruir comunidades locales.