Ante la desaparición del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM), estados “pequeños” contarán únicamente con el impuesto al hospedaje que va de entre 2 y 4% para atraer turistas.

259 No me gusta22

Como consecuencia de la desaparición del órgano promotor algunos estados enfrentarán el riesgo de tener una desaceleración en cuanto a la llegada de viajeros, coincidieron el presidente de la Asociación Mexicana de Agencias y de Viajes (AMAV), José Hernández Delgado, y Francisco Madrid, ex subsecretario de Turismo.

En una entrevista concedida a MILENIO, el presidente de la AMAV dijo que entidades como Hidalgo, Tlaxcala, Durango y algunas de la zona del Bajío sufrirán mayor perjuicio, debido a que ahora solo tendrán los recursos del impuesto al hospedaje –el cual genera entre 20 y 30 millones de pesos– para realizar su promoción.

Mientras, destinos turísticos como Cancún recaudan alrededor de 2,000 millones de pesos, de los cuales la mitad es para sus campañas de publicidad.

Rafael García, ex presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles, lamentó que el dinero recaudado va a parar a los fideicomisos de turismo de cada estado, donde se conoce que 90% de ellos tienen fallas en cuanto a la transparencia a la hora de invertir los recursos.

Indicó que, en este sentido, a escala nacional todas las entidades suman aproximadamente 7,000 millones de pesos, los que tienen como finalidad la promoción de productos turísticos.

Por su parte, el director de la escuela de Turismo de la Universidad Anáhuac, Francisco Madrid, comentó que la desaparición del CPTM fue una medida unilateral del gobierno federal, donde una vez más los empresarios no fueron tomados en cuenta. “Lo mismo que con la cancelación del nuevo aeropuerto”, finalizó.