Tinsa destacó que Playa del Carmen mostró la mayor recuperación (con 62%) contra el 20% mostrado durante el 2T2020. La CDMX presenta actualmente una ocupación del 44%.

0 No me gusta0

Entre los sectores más golpeados por la pandemia está el turístico. Al primer trimestre de 2021 (1T21), los principales aeropuertos en México presentaron una tendencia negativa en llegada de turistas con respecto al 1T20, pero a marzo se observó una recuperación, especialmente en Los Cabos y Tijuana.

A marzo de 2021, llegaron a CDMX 2 millones 351 mil turistas; a Tijuana, con más de 702 mil; a Cancún, un millón 570 mil; San José del Cabo, con 367 mil y el Bajío, con más de 136 mil.

En ocupación hotelera, la mayor caída se registró entre abril y junio del 2020. En contraparte, a marzo del 2021, la ocupación más alta se registró en Cancún, con 51%, mientras que la CDMX llegó a solo 25%, en este punto es importante considerar las restricciones en ocupación impuestas de acuerdo al semáforo epidemiológico de cada entidad.

La oferta de alojamiento mediante plataformas digitales, tipo Airbnb, en 6 de las principales ciudades turísticas del país –los destinos urbanos de CDMX, Querétaro y Tijuana, y los de Playa del Carmen, Cancún y Los Cabos- alcanzó al 1T2021 54,768 unidades activas, el 63% de estas se concentra en destinos de playa.  De esta oferta, 72% corresponde a casa completa, 27% a habitación privada y solo el 1% a habitación compartida.

 

Durante el 1T2020 la oferta disponible disminuyó, especialmente en la CDMX y Playa del Carmen, sin embargo, al primer trimestre del 2021 esta última repuntó notablemente con la mayor oferta disponible desde el 2018.

“Actualmente los destinos de playa tienen activas el 69% de las unidades en renta, mientras que en los destinos urbanos la oferta en renta activa es de 37%”, destacó Marisol Becerra, director de Consultoría de Tinsa México.

La especialista destacó que Playa del Carmen mostró la mayor recuperación (con 62%) contra el 20% mostrado durante el 2T2020. La CDMX presenta actualmente una ocupación del 44% contra el 25% mostrado en alojamientos tradicionales, como hoteles, finalizó Becerra.