El objetivo es llegar al millón de m2 del área rentable, además de realizar por primera vez un desarrollo fuera de la Ciudad de México. Gracias a su beneficio, en las últimas dos distribuciones trimestrales se han repartido recursos por 659.5 mdp.

Son una operación bursátil para que las empresas de más de 40 países, entre ellos México, cumplan el Protocolo de Kioto y ayuden a reducir la emisión de gases de efecto invernadero.

El mercado inmobiliario mexicano propició cambios importantes en su estructura desde la crisis financiera internacional, lo que se refleja en las alternativas de financiamiento que existen hoy para los desarrolladores.

Se ha posicionado como una de las empresas inmobiliarias líderes en el país, con un portafolio de múltiples desarrollos estratégicamente ubicados y de calidad Premium, logrando así una colocación importante de capital privado institucional extranjero en México.

Durante 14 años la IED en Quintana Roo ha sumado 4,077.1 mdd, la cual se ha concentrado en los sectores de la construcción, servicios y alquiler de bienes inmuebles y 93% se destina al sector inmobiliario.