En busca de la verde vida... Certificación LEED para Desarrollos Habitacionales

En el año 2007 un puñado de organizaciones estadounidenses crearon los lineamientos para una nueva generación de fraccionamientos de vivienda que pretenden imponer un paradigma constructivo y de planeación urbana, donde la sustentabilidad y el cuidado al medioambiente son la prioridad número uno.

En busca de la verde vida... Certificación LEED para Desarrollos Habitacionales

En el año 2007 un puñado de organizaciones estadounidenses crearon los lineamientos para una nueva generación de fraccionamientos de vivienda que pretenden imponer un paradigma constructivo y de planeación urbana, donde la sustentabilidad y el cuidado al medioambiente son la prioridad número uno.

Desde la Teoría de la Selección Natural y la Evolución de las Especies en 1859, su tópico fundamental se ha vuelto prácticamente incontrovertibl: e: "la supervivencia del más fuerte". No obstante, el tema adquiere otra connotación a partir de la afirmación del filósofo Thomas Hobbes en su obra El Leviatán: "Homo homini lupus est" (El hombre es el lobo del hombre). Así, para todos los que se preocupan por estos temas, es inevitable la reflexión de la conducta predatoria derivada de la asunción de nuestra supremacíacomoespecie enelplaneta.

Una de las actividades humanas que históricamente ha impactado en los ecosistemas de manera más fuerte es el explosivo crecimiento poblacional y su consecuente expansión de áreas habitadas. Sociedades y gobiernos reconocen que este hecho ha llevado a la desaparición de incontables especies y hábitat muy complejos. De sobra está decir que el futuro sobre esta dinámica no es nada halagüeño.

Sin embargo, parece que finalmente se están sentando las bases para ocupar la superficie del planeta de la manera más inocua y con el mayor respeto hacia el entorno. Si bien es cierto que no hay marcha en cuanto a crecimiento y "desarrollo" mucho ayudará poner en práctica acciones contundentes y realmente responsables.

Nuevo horizonte

En los primeros meses de 2007 fue dada a conocer en Estados Unidos la norma LEED-Neighborhood Development (Leadership in Enviroment and Energy Design) para Desarrollos Habitacionales, que en este momento se encuentra en su fase de pruebas en alrededor de 200 nuevas unidades de vivienda en ese país y algunos otros, incluido el Desarrollo Loreto Bay, en la Península de Baja California, México.

La certificación LEED para Desarrollos Habitacionales fue creada principalmente por el Consejo Estadounidense de Edificación Verde (USGBC), el Congreso para un Nuevo Urbanismo (CNU) y el Consejo de Defensa de los Recursos Naturales (NRDC), entre otros organismos de aquel país, los que durante los últimos años se han dedicado a la generación de estrategias para lograr conductas constructivas respecto al medio y en busca de su aplicación global.

Rememorando un caso, a finales de 2007 se hizo entrega de la primera certificación LEED grado Oro para un inmueble en México y América Latina, y fue a la torre corporativa del banco HSBC, ubicada en el Paseo de la Reforma de la Ciudad de México.

Dichas certificaciones están diseñadas para legitimar el desarrollo de proyectos que presenten, en el mejor de los términos, criterios de crecimiento inteligente, nuevo urbanismo y edificación sustentable de mano de la aplicación de tecnología de vanguardia.

Los proyectos LND pueden constituir unidades habitacionales o múltiples vecindarios que tengan la intención no sólo de crear barrios nuevos que expandan la mancha urbana, sino una integración total, es decir, la búsqueda de "hacer ciudad" en el más extenso de los términos.

La versión piloto del LND en prueba busca fundamentalmente asegurar que el sistema de medición propuesto sea práctico en su aplicación, así como una herramienta efectiva para el reconocimiento de proyectos que incorporen prácticas verdes y sustentables desde su concepción.

Tres momentos previos a la certificación Prerrevisión (opcional):

Fundamentalmente sirve al desarrollador para corroborar que su plan constructivo se encuentre dentro de los criterios de elegibilidad antes del momento de la construcción.

Certificado de Aprobación del Plan: Este documento será garante de que la planeación del proyecto sea adecuada y con apego a la norma LEED.

Certificado de Término del Desarrollo Habitacional: Este paso toma lugar cuando la construcción está concluida o cercana a su terminación y no encuentra variaciones en el proyecto ejecutivo.

México, aproximación a la leed

El acercamiento de México a las normas que buscan proteger el ambiente por medio de mejores prácticas de construcción no es nuevo. César Ulises Treviño, presidente del Consejo Mexicano de Edificación Sustentable (CMES), una organización con sede en la norteña ciudad de Monterrey, afirmó en entrevista con Real Estate Market & Lifestyle que si bien es cierto que se guardan notables rezagos respecto a otras naciones, sólo hace falta la aplicación de voluntad política para entrar en el círculo virtuoso de la edificación verde.

Treviño propone que algunas de las medidas iniciales que deben de tomarse para comenzar con esta dinámica se encuentran en la simplificación administrativa y la homologación de los reglamentos de construcción a nivel federal, ya que hoy día, cada entidad del país cuenta con sus propias leyes y reglamentos en la materia, lo que dificulta y burocratiza enormemente la instauración de normas como la LEED ND.

Por otra parte, propone a la autoridad el otorgamiento de estímulos fiscales o apoyos económicos a los desarrolladores y "vivienderos" que opten por la instauración de normas constructivas basándose en las experiencias exitosas de la certificación LEED.

El dirigente de la CMES consideró que es indispensable que las instituciones financieras establecidas en nuestro país reconozcan la plusvalía de los bienes inmuebles que cuentan con características verdes y apoyen la difusión de las virtudes que ostentan. Es bien sabido que este tipo de desarrollos tienen sobrecosto que de primera instancia infla los precios finales, pero a medida que pasa el tiempo se amortizan con gran notoriedad, amén de las repercusiones positivas provocadas por el medioambiente en que vivirán sus moradores.

En cuanto a la necesidad de "tropicalizar" las normas que pueden instaurarse fácilmente en otras latitudes, pero que son de complicada aplicación en México, Treviño señaló que sólo habría que hacer ciertas enmiendas para que se ajusten a una "realidad distinta", pero definitivamente no se debería reducir el nivel de exigencia en las normas, ya que eso redundaría en un detrimento de la calidad en los resultados de las mismas.

El ingeniero Treviño hizo un llamado urgente a que los desarrolladores de vivienda y demás constructores cambien sus paradigmas de edificación ante los problemas que estamos enfrentando, sobre todo en una etapa de boom inmobiliario como la que vive el país hoy día. Dijo que las acciones que no se emprendan ahora podrían ser un lamento en el mañana. Un mañana que hoy es más incierto que nunca.