El Corredor Transísmico, Transoceánico o también llamado Corredor del Istmo fue uno de los proyectos de infraestructura más ambiciosos desde el siglo XIX que planeó Benito Juárez, ya que desde el siglo XVI, a partir de las expediciones de Hernán Cortés, comenzó a valorarse el Istmo de Tehuantepec como una ruta de comunicación interoceánica.

En el Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) de 2019 se hace referencia a una inversión importante para la modernización y rehabilitación de la infraestructura aeroportuaria y para la conectividad.

AMLO argumentó que en 570 municipios en Oaxaca, 300 no tienen caminos, por lo que la realización de cientos de caminos rurales aumentarían las oportunidades de la región, generarían empleos y reactivarían la economía.

Según el anuncio que hizo AMLO el 11 de diciembre, se destinarán 10,000 mdp del Presupuesto de Egresos Federales 2019 para el Plan Nacional de Reconstrucción, “por lo que no habrá decepción para los damnificados en los ocho estados golpeados por los siniestros de 2017”.

Las obras llevan 29% de avance con recursos ejercidos por 3,018 mdp. El financiamiento utilizado del 2013 a la fecha representa 26% del total destinado para el proyecto, contemplado en 9,538 mdp.