Inversión Espeañola al abordaje.

Por la ubicación geográfica de nuestro país, la inversión extranjera en el mercado inmobiliario mexicano proviene de Estados Unidos; sin embargo, en los últimos dos años ha empezado a destacar en forma notable el capital proveniente de España.

266 No me gusta11


|Anida

 

Firmas como Anida, Grupo Lar, Grupo Mall, OHL, Grupo Excellence, Grupo Prestige, y más recientemente Turística Iberostar y el Grupo Inmobiliario Fadesa, entre otras, son algunas empresas que ya han concretado inversiones en diferentes segmentos de nuestro país, principalmente en las áreas residencial y turística. Ante este embate, una pregunta natural es por qué invertir en México.

 



Al respecto, Vicente Aliño Pérez, director general de Grupo Lar en México, señaló que en la búsqueda de duplicar el tamaño de la empresa española para los próximos cuatro años se hizo necesaria la internacionalización para conseguirlo. "A partir de ahí empezamos a analizar diferentes países en el mundo para poder instalarnos como empresa. En América Latina seleccionamos México, primero porque sus variables macroeconómicas están bastante controladas y estables. Luego hicimos un análisis del segmento de la vivienda y nos dimos cuenta de que un país con más de 100 millones de habitantes, con ventas de viviendas de 50 mil unidades al año en el segmento medio, es un mercado que puede compensar todo el esfuerzo de venir desde España", aseguró.



El único segmento donde pueden trasladar su experiencia desde España es la vivienda media.

Vicente Aliño

Por su parte, Julio Sáenz de Buruaga, director general de Anida (forma parte del Grupo BBVA) en México, comentó que es la primera vez que deciden hacer un plan de inversiones estratégico fuera de España.

 



"Para el BBVA, México es nuestra segunda referencia después del mercado español. Su posicionamiento estratégico en México es relevante, considerando que desde el primer trimestre del año en curso el grupo fi nanciero en México ha tenido más utilidades que España, por ello es lógico pensar en hacer más cosas. Con este posicionamiento tan fuerte, estudiamos en el año 2004 cuál era la perspectiva del mercado inmobiliario mexicano y observamos que tenía una muy buena expectativa para los próximos años, especialmente en el segmento residencial. Por lo tanto, tenía lógica estudiar un plan de inversiones en el sector inmobiliario residencial."

No sólo inversión residencial.

Tanto Grupo Lar como Anida se han enfocado a la inversión en el mercado de vivienda, en los segmentos medio y alto, pero no es el caso de todos. Ya desde los primeros meses del año Real Estate Market & Lifestyle dio cuenta del Grupo Mall, que anunció una gran inversión de playa.

Desde marzo del año en curso Grupo Mall invierte más de 450 millones de dólares (mdd) en el proyecto denominado "Campeche Playa, Golf, Marina & Spa", un gran complejo turístico-residencial que detonará el turismo de alto nivel en las costas del Estado de Campeche.

Preguntamos a su presidente Julio Noval sobre las principales fortalezas de México frente a sus competidores por captar tanto inversión inmobiliaria de playa como turistas tradicionales de playa y turismo náutico, a lo que respondió que "sin perjuicio del gran mercado de Estados Unidos, nosotros, a través de nuestra comercializadora internacional, Inmoptions, estamos trayendo inversores y turistas europeos que consideran a México un país como potencia mundial. Esto es así pues es un país con una saneada economía, con seguridad para las inversiones y que ofrece la posibilidad, por su cercanía, de conocer y visitar lugares muy interesantes a menos de tres horas de vuelo".

Se estima que el proyecto iniciará sus funciones a partir del 2008 y se completará al 100 por ciento en 2010. En una primera fase se construirá el hotel, la marina, el campo de golf, el town center y 500 departamentos, continuando con 500 departamentos cada seis meses, aproximadamente, hasta completar 2 mil 500.

Por otra parte, de acuerdo con información de la agencia de noticias gubernamental Notimex, las compañías españolas Turística Iberostar y el grupo inmobiliario Fadesa participarán en la construcción del complejo hotelero denominado Cip Nayarit.

El macro complejo turístico constará de tres etapas y pretende tener en un horizonte de 20 años la capacidad para recibir hasta 1.2 millones de turistas al año.

Según el reporte, Fadesa, Iberostar y un tercer adjudicatario, que no fue especifi cado, se repartirán la construcción y explotación de cinco complejos hoteleros, siete desarrollos residenciales, un lote comercial y de entretenimiento, comercios y una casa club.

Ambas firmas ganaron el concurso público para participar en la primera fase del proyecto del gobierno mexicano, cuyo objetivo es convertirlo en uno de los mayores polos turísticos de México en los próximos 15 años.

De la misma manera, en el megaproyecto turístico Playa Mujeres, su director general Fernando Schütte señaló desde finales del primer trimestre del año en curso que Grupo Excellence y Grupo Prestige construyen resorts del más alto nivel mundial en este paraíso mexicano.

No podemos dejar de mencionar a OHL, que ha invertido fuerte en la Riviera Maya (Mayakoba), con un monto estimado en 500 millones de euros, de una inversión total de mil 500 millones, cuya diferencia será aportada por sus socios, principalmente estadounidenses y canadienses. Asimismo, al parecer ya puso en su mira en otros destinos del Caribe mexicano y de Baja California.

De acuerdo con cifras extraoficiales, la inversión española en el sector turístico de México fue ligeramente superior a los 400 mdd el año pasado, con lo que sumó en los últimos cinco años más de mil 500 mdd. Sin embargo, estas cifras se habrán incrementado considerablemente a partir del año en curso.

En Asociación.

Una de las características fundamentales de la inversión española en el mercado residencial es la asociación. Tanto Grupo Lar como Anida se han asociado con diversas firmas locales para garantizar su éxito.

"En España, 60 por ciento de los proyectos de vivienda residencial la hacemos con socios financieros, desarrolladores, bancos, fondos de inversión, digamos que tenemos socios de muy diferentes clases, pero nuestra vocación siempre ha sido de socios como una manera de generación de oportunidades de negocio, porque las redes se amplían y todos ganamos más.

"En México llegamos con la misma idea, buscamos socios locales. Y al final si este socio es capaz de ver en nosotros un valor, y no sólo dinero, que podemos tener la experiencia de un mercado más maduro, si ve que podemos aportar algo a cada uno de los procesos, es un socio con el que podemos trabajar muy bien.

"Nos asociamos con Gacción, en la mayoría de los proyectos a nivel de 50 por ciento", afirmó Aliño. Agregó que al profundizar en el análisis de los diferentes segmentos en los que se divide tradicionalmente la vivienda, se dieron cuenta de que el único donde pueden trasladar su experiencia desde España es en la vivienda media y residencial.

Actualmente han concretado 15 proyectos que conjuntan alrededor de 2 mil viviendas. "Nuestro objetivo es llegar a vender unas 3 mil 500 unidades al año en el segmento medio", afirmó el director general de

Grupo Lar en México. Grupo Lar, desde España, tiene dividido por producto las unidades de negocio. Ya han hecho las primeras aproximaciones en México para dos unidades más, una de centros comerciales y otra de segunda vivienda o vivienda turística.

Por su parte, Julio Sáenz de Buruaga, comentó que no tienen límite de inversión: "Tenemos un plan de inversión que nos sitúa a lo largo de los primeros años en México en 8 o 10 proyectos; Anida asumió un compromiso de inversión de alrededor de 180 mdd, y cuando acabemos los dos primeros años estaremos superando los 350 mdd. Nuestra estrategia de estos dos años sería estar en las cuatro metrópolis del país. A diferencia de España, en México siempre vamos a ir con socios y pensando en el modelo mexicano vamos a irnos a la vivienda media residencial".

Sobre las aportaciones al mercado mexicano, señaló que son varios aspectos, entre ellos la oportunidad de desarrollar grandes proyectos de suelo; no existen muchos desarrolladores de suelo y eso da la oportunidad de planear urbanísticamente ciudades, no es lo mismo comprar 20 hectáreas y hacer las viviendas que caben en ellas, que de repente tomar 200 hectáreas, como un primer desarrollo de suelo en Puebla de dicha magnitud.

Sin duda, además de la aportación de capital, las firmas españolas pueden aportar a México la experiencia de un mercado inmobiliario más maduro que el nuestro.



El objetivo para los dos primeros años de operación es estar presente en las cuatro metrópolis más importantes del país. No tenemos límites de inversión.

Julio Sáenz.