Las tasas de interés de los créditos hipotecarios que ofrece la banca, luego de un periodo de ligero ajuste a la alza, se han estabilizado.

9 No me gusta1

De acuerdo con información del Banco de México (Banxico), el Indicador del Costo de Créditos hipotecario se ubicó 10.38% al cierre de abril, manteniendo ese nivel por segundo mes consecutivo.

Desde el último trimestre del año 2020, la tasa promedio del costo hipotecario tuvo un moderado repunte desde su mínimo histórico de 9.93% en octubre pasado, respondiendo a las condiciones de las tasas de referencia de fondeo de largo plazo.

Esta tendencia se mantuvo vigente hasta el arranque de 2021, cuando en enero estableció un nivel de 10.44%; sin embargo, a partir de ahí nuevamente se ha moderado el costo de acceder a un financiamiento hipotecario.

La información del Banxico muestra que para febrero el promedio del costo hipotecario se colocó en 10.42% y en los dos meses siguientes (marzo y abril) se ubicó en 10.38%, apenas tres puntos base por encima del cierre de 2019 y 2020 de 10.35 por ciento.

La misma fuente de información indica que el costo hipotecario en abril se ubicó entre una tasa de interés mínima de 8.35% a una máxima de 14.3%, pero la mínima en 8.35 por ciento.

Los altibajos moderados que se han observado en los últimos seis meses, responden a las condiciones de las tasas de referencia de largo plazo, como lo es el Bono M10, que al día de hoy se ubican en 6.67%, pero que un año atrás (primer trimestre de 2020) se ubicaba en niveles de 5.25%.

Este indicador muestra que a pesare de que se observó un repunte de 1.5 puntos porcentuales en poco más de un año, las tasas de interés hipotecarias se mantuvieron muy estables.

En tanto la banca continúa mostrando una oferta agresiva, con gran competencia en busca de mayor penetración de sus respectivos productos.

Los expertos en el sector hipotecario coinciden en que la oferta hipotecaria, por el lado del costo, sigue siendo muy atractiva, pero no se puede asegurar que siga manteniendo en niveles bajos debido a las condiciones financieras internacionales.