Según informes de Solili, durante el mes de mayo 2020 la demanda bruta de espacio inmobiliario industrial en Cdmx reportó un total de 64 mil m²

1 No me gusta0

El comercio electrónico, la logística y los grandes retailers son los pilares que han evitado que la demanda de espacios inmobiliarios industriales haya disminuido en mayo, a pesar de la crisis sanitaria que se vive.


De acuerdo a información generada por la plataforma inmobiliaria Solili, durante el mes de mayo 2020 la demanda bruta de espacio inmobiliario industrial en Ciudad de México reportó un total de 64 mil m², presentando un incremento del 5% respecto al mismo mes del año anterior.


Comparando mensualmente, la demanda de mayo disminuyó aproximadamente 20 mil m²; sin embargo, se mantiene en niveles que se consideran sanos y estables, propios de un comportamiento de un mercado altamente demandado como lo capitalino.


Solili informó que la demanda neta industrial de la Ciudad de México se mantiene aún en terrenos positivos. Durante mayo 2020, está reportó un total de 38 mil m², que nos indica que la demanda ha sido superior que la desocupación.


En lo que respecta a los sectores que demandan espacio industrial, el mercado continúa con la misma tendencia que presentó el mes de abril 2020, donde quienes sostienen la demanda en la Ciudad de México siguen siendo el comercio electrónico, el logístico y los grandes retailers.


Los corredores que se mantuvieron mayormente activos en demanda fueron los del denominado CTT (Cuautitlán, Tultitlán y Tepotzotlán). Otro corredor que mantiene un comportamiento positivo en la demanda es la ciudad de Toluca ya que durante abril y mayo 2020 se absorbieron poco más de 35 mil m², lo que representa el 25% de la comercialización total de espacio industrial que ha reportado el mercado.


El indicador de desocupación de espacio industrial en la Ciudad de México reporta cerca de 25 mil m² en el transcurso de mayo 2020. La desocupación acumulada de este mercado en el periodo enero-mayo 2020 ha sido de 111 mil m², representando un incremento del 35% de lo desocupado en el mismo periodo del 2019.