De acuerdo con cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social, en el sexto mes del 2020 se registró una disminución de 83 mil 311 puestos de trabajo, equivalente a una tasa mensual de -0.4 por ciento.

0 No me gusta0

Como consecuencia de los efectos de la emergencia sanitaria derivada del COVID-19, de las medidas de distanciamiento social y el paro de actividades económicas en México, se perdieron un millón 113 mil 677 empleos formales entre marzo y junio. De acuerdo con cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en el sexto mes del 2020 se registró una disminución de 83 mil 311 puestos, equivalente a una tasa mensual de -0.4 por ciento.

En marzo, el escenario negativo en las plazas de trabajo fue de 130 mil 593; en abril de 555 mil 247; y en mayo de 344 mil 526, pérdidas que aunadas a las de junio suman un millón 113 mil 677 registros perdidos. Con el balance, la mengua del empleo de enero a junio es de 921 mil 583 puestos, de los cuales, el 73.0% correspondió a empleos permanentes.

Los sectores que presentaron un crecimiento anual en puestos de trabajo son el agropecuario (3.5%), servicios sociales y comunales (2.3%) y electricidad (0.1%). Y por entidad federativa, Tabasco, Michoacán y Baja California registraron una variación anual positiva durante junio.

“Al 30 de junio de 2020, se tienen registrados 19 millones 499 mil 859 puestos de trabajo; de éstos, el 86.6% son permanentes y el 13.4% son eventuales. En los últimos años, estos porcentajes se han mantenido relativamente constantes”, refirió el IMSS en un reporte mensual.