Demanda, absorción neta y ventas de desarrolladoras en el tercer trimestre muestran un desempeño favorable en medio del entorno.

4 No me gusta0

Los desarrolladores de parques industriales han sido el segmento inmobiliario menos afectado por la crisis sanitaria, lo que se refleja tanto en los reportes de demanda de espacios y absorción neta de los mismos como en los reportes trimestrales de las desarrolladoras.

Por citar algunos ejemplos, de acuerdo con reportes de CBRE, al cierre del 3T20, la absorción bruta del mercado industrial de la CDMX alcanzó más de 700 mil m2, apenas 4% menor a la cifra reportada en el mismo trimestre del año 2019.

La firma de corretaje inmobiliario informó que en el caso del Bajío, alcanzó más de 268 mil mde absorción neta, lo que significó un 28% superior a la del 3T19.

Para el caso del mercado de Monterrey, la absorción neta acumuló 366 mil m2 al 3T20, representando un 14% mayor al total reportado durante  el mismo periodo de 2019.

La demanda de espacios de logística y centros de distribución para el e-commerce han sido importantes en dicho desempeño, pero también se ha presentado demanda del sector de manufactura.

Algo similar ocurre en particular con las desarrolladoras, por ejemplo Vesta reportó a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) que en el 3T20 sus ingresos por rentas se incrementaron 4.6% al sumar 37.48 millones de dólares (mdd), a diferencia de los 35.83 mdd en el 3T19.

Este reporte tuvo una buena influencia gracias a nuevos contratos de rentas que se generaron durante el tercer trimestre de 2020 (3T20).

Asimismo, su Ingreso Neto Operativo (“NOI”) incrementó 4.0%, al sumar 35.47 mdd en el 3T20.  Lo anterior determinó que su margen NOI se ubicara en 94.7% para un decremento de 58 puntos base por un incremento en costos relacionados con las propiedades que generaron ingreso, resultado de un incremento en la provisión para cuentas por cobrar.

Asimismo, Vesta reportó que al 30 de septiembre de 2020, el 95% de sus inquilinos alcanzaron sus niveles operativos anteriores a la crisis. “Además, hasta la fecha, los 43 acuerdos de diferimiento de rentas han cumplido con sus obligaciones, con la mayoría de los acuerdos  recaudándose entre agosto y diciembre. Vesta ha recaudado US$ 3.8 millones de los US$ 5.5 millones de rentas diferidas al tercer trimestre de 2020”.