Ante el anuncio de Mastercard para el uso wallets, ¿se estaría abriendo una nueva puerta para el uso y gestión de las criptomonedas?

1 No me gusta0

La banda magnética irrumpió a partir de 1960 con los científicos de IBM, al permitir a los bancos codificar la información de la tarjeta en una cinta magnética laminada en la parte posterior. 

El gran invento permitió el camino del pago electrónico y posteriormente llegaron las tarjetas con chip, que ofrecían mayor seguridad, al tiempo que facilitaba que las empresas de todos los tamaños aceptaran tarjetas.

Desde su introducción, al final de la década de 1990, con un estándar de tecnología de chip EMV global, las tarjetas con chip, se convertieron, poco a poco, en la forma de pago preferida, y actualmente, constituyen  86% de las transacciones con tarjeta a nivel mundial.

Pegan las fintech

Pero los nuevos procesos de almacenamiento, seguridad y el desafiante mercado de las fintech financieras, han desatado los cambios, a los que harán frente las grandes trasnacionales financieras, como Mastercard, que en su más reciente boletín, https://www.mastercard.com/news/perspectives/2021/magnetic-stripe/ dio a conocer los cambios para sus usuarios de tarjetas de crédito con chip.   

Según la firma, la eliminación es debido a que los consumidores  cambiaron sus hábitos de pago ante las nuevas tecnologías.

"Las tarjetas con chip actuales funcionan con microprocesadores que son mucho más capaces y seguros, y muchas también están integradas con pequeñas antenas que permiten transacciones sin contacto. Las tarjetas biométricas, que combinan huellas dactilares con chips para verificar la identidad del titular de la tarjeta, ofrecen otra capa de seguridad por lo que para 2033, ninguna tarjeta de crédito y débito Mastercard tendrá bandas magnéticas".

Los primeros cambios ya están a la vista, ya que la banda magnética comenzará a desaparecer de las tarjetas de pago Mastercard en Europa a partir de 2024. Por su parte, Estados Unidos, anunció que a partir de 2027 los bancos de ese país ya no estarán obligados a emitir tarjetas con chip con banda magnética.

Sin duda, el mercado está dando margen a las empresas para adaptarse a las nuevas formas de pago para sus clientes.

Nuevos rumbos

Actualmente, el pago de cualquier compra por diferentes vías, desde los wallet incorporados en smartphones a aplicaciones móviles como Bizum, que cada vez más inhiben los pagos en efectivo.

Por su parte, las carteras, monederos o wallets son la herramienta con la que los usuarios almacenan y gestionan sus criptomonedas. Por lo tanto, una cosa son las criptomonedas y otra diferentes las carteras o monederos. Es como en el dinero real, la moneda es con lo que pagas y la cartera es donde guardas las monedas.

Además, las carteras también guardan las claves o direcciones públicas y privadas de cada usuario, pero además, son una parte fundamental para el intercambio de criptomonedas. Para empezar tenemos la clave pública, que es la que hace posible que otros usuarios puedan enviar criptomonedas a tu cartera.

"Estas nuevas tecnologías (wallets) son mucho más sencillas de habilitar, lo que las hace más accesibles incluso para los comerciantes más pequeños", explica Mastercard.

Al primer trimestre de 2021 (1T21), Mastercard registró mil millones de transacciones sin contacto o contactless en comparación con el mismo período en 2020, y en el segundo trimestre de 2021, 45% de todas las transacciones de pago en persona a nivel mundial fueron sin contacto.

Actualmente, el chip EMV buscaría ser más seguro, lo que "ayudará a proteger a los titulares de tarjetas y a los comerciantes del fraude durante las próximas décadas con la misma experiencia actual de medio segundo, tocar y listo, y sin ningún cambio físico en las carteras digitales, tarjetas sin contacto y terminales de punto de venta", argumentó Mastercard.

Con información de Xataca.