|  

Además, un 80% califica el certificado SSL como la herramienta más importante para proteger su negocio digital de las amenazas en internet.

3 No me gusta0

 

En México, solo un 20% de las Micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) está preparado para enfrentar un ciberataque, en donde el malware (76%) fue reconocido como la principal amenaza de seguridad para su negocio online, de acuerdo con una encuesta a nivel global.

Además, un 70% de emprendedores y dueños de pequeñas empresas considera que la ciberseguridad es muy importante; 64% piensa que las pequeñas empresas están bajo la amenaza de los ciberataques; 66% no utiliza soluciones de seguridad.

La Encuesta sobre la ‘Seguridad de los Sitios Web 2021’, de GoDaddy, revela que, un 75% de los dueños de pequeñas empresas identifica el phishing como un problema significativo. Un 34% no sabe qué es el Man-in-the Middle y el 32% desconoce el Denial-of-Service, el 20% no los consideran un riesgo.

 

La encuesta global tomó en cuenta a más de 8 mil 381 Mipymes en 20 mercados, incluyendo México, para entender mejor el panorama de la ciberseguridad.

 

Añade que un 60% opina que el tamaño de la empresa es un factor que influye para volverse objetivo de hackers, y un 16% cree que una empresa pequeña está más expuesta a este tipo de ataques, mientras que el 46% afirma que las grandes empresas tienen más probabilidades de ser víctimas de la ciberdelincuencia.

En cuanto a las herramientas de seguridad, los emprendedores y dueños de pequeños negocios consideran que los certificados SSL (80%), el firewall o cortafuegos (70%) y una copia de seguridad del sitio web (65%) son las más importantes.

 

Los emprendedores están familiarizados con términos como hacker (siete de cada 10), Firewall, Certificado SSL y Malware (seis de cada 10); saben poco de ataque DDoS (44%) y cifrado HTTPS’ (37%).

 

Para Héctor Pérez, Country Manager de GoDaddy México, el impulso de la digitalización y el aumento del uso de internet por parte de empresas y consumidores aumenta las amenazas, por lo que es un aspecto que los negocios deben priorizar, pues además de vulnerarlo o dañarlo, impactarían negativamente a los clientes.

Así, los encuestados clasificaron la pérdida de confianza de los clientes como la consecuencia más esperada tras un ciberataque (65%), seguida de la exposición de datos del usuario (62%); las consecuencias más comunes de estos ataques son el tiempo de inactividad del sitio web (50%) y las pérdidas financieras para la empresa (36%).