Destaca la participación de los Fibras en el mercado local de bonos verdes. Prologis colocó en realizó su segunda emisión de deuda etiquetada y para junio se espera el debut de Storage.

2 No me gusta0

Mayo cerró como el mejor mes desde marzo del 2018 respecto al monto financiado en el mercado de deuda corporativa de largo plazo en México, de acuerdo con un análisis de Banorte. 

En él se detalla que en el quinto mes de este 2021 las empresas recaudaron un total de 31,666 millones de pesos, a través de 11 colocaciones de certificados bursátiles, debido a que los emisores se adelantaron ante la incertidumbre esperada por el mercado por las elecciones intermedias que tendrán lugar el próximo 6 de junio en el país.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) hizo una emisión por 10,000 millones de pesos y el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) lanzó su oferta obteniendo financiamiento por 10,000 millones de pesos. Estas fueron las dos grandes emisiones del mes.

En mayo también sobresalió el lanzamiento de bonos verdes, con AC Bebidas, una subsidiaria de Arca Continental, debutando en este mercado y recaudando 4,650 millones de pesos; así como de Fibra Prologis que ofertó su segundo bono verde por 70 millones de dólares.

De acuerdo con información de las empresas, los recursos que recabaron del mercado se usarán mayormente para pagar sus deudas y en menor medida para el financiar sus planes de crecimiento, como es el caso de Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) que levantó deuda por 4,500 millones de pesos para fondear su Plan Maestro de Desarrollo,

Banorte expuso en su análisis que en junio se esperan que las empresas recaben, al menos hasta donde hay registro, más de 7,000 millones de pesos.

Destaca el caso de Fibra Storage, que será el segundo Fideicomiso de Inversión en Bienes Raíces, en colocar un bono verde, cuyo objetivo es obtener 1,500 millones de pesos. 

María Ariza, directora general de la Bolsa Institucional de Valores (BIVA), explicó que ante los próximos comicios que se celebrarán este 6 de junio, las emisiones en Bolsa podría tomar una pausa ante la incertidumbre “natural” que causan este tipo de eventos en los mercados, sin embargo, confió en que después de las elecciones podría verse una mayor actividad a la observada en estos primeros cinco meses del año.

“La decisión que se tome en las elecciones debe ser en beneficio del país y de la economía, eso va a reactivar ese apetito y potenciales colocaciones que están en la espera o el proceso de llegar al mercado”, expuso en una reciente conferencia de prensa.

Ariza consideró que también es necesario aumentar la demanda por parte de los inversionistas, ya que esto ayudará a que crezca el mercado bursátil.