Las autoridades de salud peruanas trabajan, mediante alianzas, con otros países y laboratorios para que puedan hacerse pruebas clínicas del COVID-19 en el país.

0 No me gusta0

Después de tres meses y medio de cuarentena nacional obligatoria por la pandemia derivada del COVID-19, Perú inició el desconfinamiento gradual para reactivar su economía, al finalizar el toque de queda nocturno en 18 de 25 departamentos. Mientras que los siete restantes permanecerán en cuarentena hasta el 31 de julio porque mantienen una alta incidencia de contagios.   

El presidente Martín Vizcarra exhortó a la población, desde el palacio de gobierno en Lima, a no confiarse. "Creo que hemos pasado el 50% de este esfuerzo. El virus sigue entre nosotros y no va a desaparecer hasta encontrar una vacuna. Este no es un mensaje para que salgan todos. Es para que salgan en caso de que tengan alguna necesidad".

Por su parte, el ministro de Defensa Walter Martos, informó que los militares vigilarán junto a la policía los mercados, bancos y centros comerciales.

Cabe indicar que el levantamiento del confinamiento no supone todavía la apertura de las fronteras internacionales ni el fin de los toques de queda nocturnos, que serán de 22:00 a 4:00 horas en las regiones que vuelven a la normalidad para todos los días de la semana. Asimismo, en diversos departamentos solo deberán seguir confinadas las personas mayores de 65 años, los menores de 14 años y las personas que tengan enfermedades como diabetes, hipertensión o problemas que puedan suponer un riesgo para la vida en caso de contagiarse del virus.

En tanto, las autoridades de salud peruanas trabajan, mediante alianzas, con otros países y laboratorios para que puedan hacerse pruebas clínicas del  COVID-19 en el país; en alianzas financieras para comprar la vacuna y el apoyo a las investigaciones que ya se hacen en el país.

/Con información de AFP y DW./