Están enfocados en la reacción y respuesta a la pandemia: Positivo y adaptándose; luchando y preocupado, golpeado pero optimista; no afectado y despreocupado.

3 No me gusta0

Según un estudio, entender el cambio en el comportamiento del consumidor será de importancia en la recuperación económica, de la mano de la distribución y aplicación de la vacuna covid y, por su puesto, del incremento en las inversiones. Así, se identificaron cuatro segmentos clave del consumidor de hoy.

Estos segmentos están enfocados en la reacción y respuesta a la pandemia: ‘Positivo y adaptándose’ (41%), ‘luchando y preocupado’ (34%), mientras que una parte más pequeña se siente ‘golpeada pero optimista’ (15%) y la minoría se siente ‘no afectada y despreocupada’ (10%).

Cabe mencionar que el cambio provocó que el 84% de las empresas de consumo realizara una revisión integral de sus estrategias en el 2020 y ahora estas compañías continúan redefiniendo y adaptándose a las nuevas prioridades de las personas, enfrentándose al reto de la evolución de un consumidor cambiante.

Asimismo, el gasto de los consumidores refleja las diferentes formas en las que las personas buscan vivir, las decisiones que toman y qué les importa realmente. La mayoría prioriza la accesibilidad en compras (32%) y salud (25%), se centran en un propósito ambiental (17%) o social (14%) y una minoría priorizará la experiencia (12%).

Otro esquema que también ganó fuerza a raíz de la pandemia fue la gig economy o economía colaborativa, modelo que consiste en mover la economía a través de plataformas que ofrecen servicios profesionales específicos sin necesidad de tener una exclusividad con las empresas contratantes.

El trabajador o gig worker realiza una tarea solicitada por medio de una aplicación web y recibe una comisión por el trabajo efectuado. Y existe una nueva revolución digital impulsada por tecnologías que aumentan la capacidad humana: inteligencia artificial, vehículos autónomos, robots y realidad virtual y aumentada.

Dicha revolución requiere de tecnologías 5G, la edge computing, baterías de nueva generación, los sensores de precisión y la computación cuántica. Además, las empresas deberán invertir en ciberseguridad y prever los ataques de desinformación que pudiera afectarlas.

“Existen modelos matemáticos como el de Nature Articles, que estiman que se requiere que el 67.2% de la población debe estar inmunizada para alcanzar un umbral de inmunidad colectiva ante el Covid-19”, refirió la consultora EY en un comunicado.