Como producto de la modernización de la infraestructura en México llevada a cabo en puertos, aeropuertos, trenes, carreteras, autopistas y telecomunicaciones, en el país se han generado más de 2,800,000 empleos, destacó el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza.

264 No me gusta10

Durante la entrega de la remodelación de las carreteras de Telchac Puerto-Dzilam de Bravo y Muna-Peto, en Yucatán, el titular de la dependencia destacó que también se planea una nueva terminal para procesar hidrocarburos como parte de un paquete de infraestructura para la entidad. “La construcción de una nueva terminal de hidrocarburos permitirá responder a los requerimientos derivados de la Reforma Energética en la región, para convertirla en un importante centro de acopio y distribución de combustibles en el sureste del país”. 

Destacó además que la modernización del Distribuidor Vial del Periférico de Mérida a Puerto Progreso mejorará el desarrollo económico, ya que la inversión aumentará la profundidad de los canales de navegación y se recibirán barcos más grandes, con más carga, con lo que se buscará que la terminal abastezca en el futuro la demanda de gas en toda la península. 

Como se recordará, el requerimiento de servicios portuarios ha crecido de manera significativa en los últimos años, por lo que aumentar la capacidad operativa en los puertos del país, será necesario para el desarrollo de la economía en el sector. 

Entre las obras entregadas destaca la realizada en la carretera Telchac Puerto–Dzilam de Bravo, la cual tiene una longitud de 39,3 kilómetros y está al norte de Yucatán, y beneficiará a los municipios de Telchac Puerto, Dzilam de Bravo, Sinanche y Dzidzantún, además de comunicar a dos cabeceras municipales portuarias: Telchac Puerto y Dzilam de Bravo y las comunidades de San Crisanto, Chabihua y Santa Clara. 

Las obras en la carretera Muna-Peto contarán con una longitud de 100, 3 kilómetros y estará ubicada en el sur conectando a los municipios de Muna, Ticul, Oxkutzcab, Akil, Tekax, Tzucacab y Peto, con lo que se beneficiará a más de 150,000 habitantes y facilitará el acceso a las zonas arqueológicas de Uxmal y Puuc, y la parte turística de Tekax.